Departamentos

Padrón, marca internacional de tabaco “made in Nicaragua”


ESTELÍ -Con más de cuarenta años de existencia, 31 de ellos en forma consecutiva en Nicaragua, los dueños de la empresa productora de tabacos para exportación, conocida como Cuba-Nica, es víctima de falsificación de la marca Padrón, aunque no es la primera que la sufre.
En Estelí, recuerda don Orlando Padrón, le ha tocado vivir una serie de vicisitudes, como la guerra de 1979, cuando las instalaciones de la empresa fueron quemadas, o el paso del huracán Mitch, pero también ha tenido grandes satisfacciones.
Ahora se presenta otra situación, ya que desde hace algunos meses la marca Padrón de Nicaragua está siendo falsificada, según lo ha podido comprobar don Orlando José. Uno de los lugares donde venden tabacos falsificados es el mercado “Roberto Huembes”, de Managua.
Pero el producto falsificado no sólo se ha vendido en Nicaragua, sino también en Estados Unidos. Esa situación ha causado grandes daños a la empresa, ya que, de acuerdo con una carta que le envió a Padrón un amigo médico desde California, los consumidores, que pagan bien por la mercancía, también son exigentes, reclamando que les están dando “gato por liebre”.
Burdas falsificaciones
Los tabacos falsificados son vendidos en mazos de diez o veinte unidades, y el papel celofán con que los empacan es de inferior calidad. “Padrón de Nicaragua vende los tabacos (puros) en mazos en papel celofán especial, que no se arruga, y en una caja de lujo”, explica don Orlando.
De acuerdo con la revista “Cigars Aficionados”, que se publica en Estados Unidos, la marca Padrón, con patente de protección en Nicaragua y Norteamérica, es una de las mejores a nivel mundial.
Para don Orlando, las pérdidas económicas debido a la falsificación de su producto son incalculables, incluso mayores a las enfrentadas con el bloqueo de Estados Unidos contra Nicaragua en la década de los ochenta.
Recuerda que alguien en una oportunidad envió a Estados Unidos una porción de tabacos falsificados en mazos, equivalentes a doscientas cajas, y con ello obtuvo en el mercado más de 65 mil dólares, pero la estafa no duró mucho, porque al poco tiempo cayeron los timadores.
La marca Padrón nació en 1964 como representación de tabacos elaborados a mano, y desde el primer momento tuvo gran éxito en el exigente mercado norteamericano. Su nacimiento está ligado a una tradición familiar y de su tierra natal, Cuba. Orlando Padrón es un cubano-norteamericano que siente a Nicaragua como si fuera el sitio que lo vio nacer.
Retomando las falsificaciones, don Orlando dice que estas acciones han ocurrido en diferentes épocas, lo que ha obligado a sus dueños a crear sistemas de protección. Cita como ejemplo: tan sólo un anillo de seguridad con relieve especial, donde va la firma de Padrón, tiene un costo de doce centavos de dólar.
De acuerdo con las leyes, se establecen sanciones de prisión de dos a seis años o una multa que puede llegar a los 25 mil dólares o más, ya que es prohibido usar en el comercio una marca registrada o una copia servil o imitación de ella, con relación a los productos o servicios que ésta distingue.
Hasta documentos
En el caso de la marca Padrón, los falsificadores han utilizado hasta documentos membretados, los cuales han sido adulterados en ventas con facturas y recibos oficiales de caja en Nicaragua y Estados Unidos.
Don Orlando anota que una de las particularidades de la marca Padrón, es que la materia prima, es decir el tabaco, es sembrada, cultivada y procesada por la misma empresa, lo que le ha valido mantener los estándares de calidad a todos los niveles e igualmente garantizar empleo a muchas familias al año.
“La fórmula mágica de mantenerse en los niveles de estabilidad, a pesar de los vaivenes cotidianos que se viven en Nicaragua, es trabajar limpiamente y no meterse en política”, remarca Padrón.
Como muestra que Padrón quiere a Nicaragua, actualmente construye en un predio ubicado en la entrada de una de sus fábricas, un local de varios pisos, donde recibirá a los turistas nacionales y extranjeros, para mostrar el proceso de elaboración del tabaco que produce.
Actualmente Cuba Nica, dueña de la marca Padrón, exporta tabacos a Bélgica, España, Suiza, Francia, Taiwan, Japón y próximamente a Italia.