Departamentos

Intoxicación masiva por químico Cipermetrina


OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
Diecisiete obreros, en su mayoría mujeres y menores de edad, han sufrido intoxicaciones desde el pasado 21 de enero en una finca propiedad del señor Evenor Maradiaga, situada en la comarca de Tauquil, a unos 10 kilómetros al noreste de la ciudad de Jalapa.
Así lo informó Marcio Sánchez, inspector del Ministerio del Trabajo (Mitrab) en ese municipio.
Según el doctor Fernando Castillo, toxicólogo del Centro de Salud con Camas “Pastor Jiménez”, los pacientes fueron envenenados por el químico conocido como Cipermetrina, que hace unos 20 días habían aplicado a los sembradíos del tabaco.
El médico confirmó que entre los envenenados hay menores, algunos de 15 años, el resto son mujeres y hombres.
Los afectados fueron internados con efectos sintomáticos como náuseas, mareos, dolores de cabeza y sudoraciones. “Fue una intoxicación de leve a moderada”, dijo el galeno, consultado por teléfono, por lo que pronto fueron dados de alta en el centro asistencial.
Por su parte, Sánchez dijo que la finca fue inspeccionada por varias comisiones, entre ellas: una de Salud, de la Alcaldía, Policía y la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC).
Agregó que de inmediato recomendaron a la patronal de la propiedad, la dotación urgente a sus trabajadores de equipos de protección y el retiro de los plantíos en los momentos de lluvia. “Vamos a analizar toda la información para ver qué medidas se van a tomar, y para que en otras fincas no se repitan estos hechos”, prometió.
Al parecer, el químico permanece largo tiempo en las plantas y suelo, y con la lluvia y el sol se reactiva. El roce de la piel con el cultivo, la respiración del aire contaminado y el juego de las manos con la boca son las posibles causas de intoxicación.
Alicia Andino, funcionaria de ATC, también requerida por vía telefónica, dijo que actualmente hay un gran auge por el cultivo de la hoja verde en el valle.
“Los patrones, con el afán de lograr más ganancias en el rubro, no invierten en equipos de protección laboral. Hemos visto a hombres que realizan labores de fumigación, caminando a pie entre los surcos del tabaco, lo que arriesga su salud”, denunció.