Departamentos

Capacitarán a policías municipales


Masaya
La creación del primer contingente de diez policías municipales fue la firma del convenio entre la Alcaldía Municipal de Masaya y la Policía Nacional, institución que, en los próximos días, iniciará las capacitaciones sobre derechos humanos, mediación de conflictos, actuación policial y reglamento disciplinario, para que los nuevos agentes no abusen de su poder.
El municipio de Masaya fue el cuarto en crear la Policía Municipal, tal como lo establece la Ley 228, Ley de la Policía Nacional, después de Catarina, Niquinohomo y San Juan de Oriente, dijo el jefe departamental de la institución castrense, comisionado Alejandro Díaz.
El comisionado Díaz expresó que los policías municipales están facultados para arrestar y llevar a la estación a todos aquellos ciudadanos que comentan faltas o delitos. Sin embargo, afirmó que estarán bajo el control de la Policía Nacional y, por tanto, no gozarán de inmunidad si sobrepasan sus funciones, ya que podrían estar sujetos a sanciones penales.
“Si no los controlamos pueden abusar, al igual que la municipalidad se puede exceder, porque ellos pagarán salarios, dotarán uniformes y equipos, además serán los que cuiden los bienes municipales. La Ley es clara, el jefe de la Policía Municipal es el mismo de la Policía Nacional del departamento. El llamado a la población, ante cualquier situación anómala, es que hagan la denuncia dual en la Policía y la Alcaldía”, explicó el jefe policial.
Meta de 120
Orlando Noguera, Alcalde Municipal de Masaya, manifestó que este es un proyecto inicial, donde la meta es uniformar y capacitar a 120 policías municipales, para que los 85 miembros del Cuerpo de Protección Física, de forma gradual, se transformen en policías municipales.
“Se seleccionaron cuatro sitios donde estará distribuido el primer contingente, una vez que sean capacitados y dotados: el mercado municipal, los parques La Asunción, San Jerónimo y el Malecón, para fortalecer la seguridad y protección de los visitantes y brindar apoyo al cuerpo físico”, afirmó Noguera.
La municipalidad hace una inversión inicial aproximada de cincuenta mil córdobas, para equipar con silbato, clava y armas; uniformar, entrenar y asegurar el salario que está en función de los policías de línea de este primer contingente.