Departamentos

“Chimín” no termina de arrancar

* Concejales se autorregalan canastas navideñas

JINOTEPE
Diez jinotepinos entrevistados sobre el primer año de administración del alcalde Álvaro Portocarrero, coinciden en que no ven obras grandes, a excepción
del bacheo, que es obligación de todo edil hacerlo.
Dicen los encuestados que todavía no lo ven que arranca, porque recibió un presupuesto amarrado, y otros observaron que los concejales le impiden su gestión, al extremo que por poco lo despachan al otro mundo cuando quiso manejar más independencia, y un concejal sandinista le enrostró que si ganó la alcaldía en las elecciones municipales fue por el FSLN y no por su partido, el MRS.
José Matus, “Chepito”, sostiene que Portocarrero en un año logró realizar obras que jamás Tomás Guevara hizo en 4 años. También recordaron que otro ex alcalde, Armando Rodríguez, se llevó la cerca sin dejar más rastro que una estatua a Juan Pablo II, como si en vez de ser alcalde era el párroco municipal.
Las “obritas” del alcalde
Las pequeñas obras del actual alcalde son: dos semáforos; las ramplas para los discapacitados hechas en cada esquina (aunque muchos dicen están mal hechas); los sanitarios públicos en el parque con fondos del FISE, y el encunetado de tres cuadras de Santa Ana, sólo que realizado por el Comité de Desarrollo Comunal
Uriel Martínez, abogado, dijo que donde está fallando el alcalde es en la limpieza de la ciudad. René Martín Sánchez, como buen empresario, dijo que espera que este año levante al pueblo de Jinotepe, porque la ciudadanía que le dio el voto tiene fe que lo hará y ojalá los concejales lo dejen actuar.
Otros encuestados piden que los concejales dediquen más tiempo a resolver los problemas de la ciudad, y no se enfrasquen en pleitos de política. Tres ciudadanos que no dieron sus nombres, expresaron que el Alcalde pasó el examen de su gestión anual con 70, porque no ven obras visibles como el proyecto del mercado, que está estancado. El desorden en el transporte cada día es peor y nadie pone orden con los taxis y microbuses.
Edmundo Silva dijo que la Alcaldía sólo sirve para cobrar y no se preocupa por mejorar el pedazo de mercado. Mario Palacios Zapata manifestó que posiblemente los alcances de la gestión del alcalde se podrían ver hasta en 2006; por el momento el pueblo se ve estancado.
La alfabetización, obra visible
El profesor de generaciones Orlando Castillo Rodríguez, dijo que la mejor obra del actual alcalde es el inicio del proyecto piloto de alfabetización con 50 alumnos, que espera se atienda el próximo año en todos los barrios y
área rural.
Otros ciudadanos, asiduos visitantes del cafetín Toledo, aseguraron que el alcalde no arrancará mientras no sacuda la enorme burocracia de 144 empleados, que junto al pago, dietas y canastas navideñas de cinco mil córdobas, autorregaladas por los concejales, mal administran el presupuesto.
Los concejales sandinistas explicaron en una carta que la iniciativa de la canasta navideña fue de los concejales de APRE y hoy, como Pilatos, se lavan las manos. Dos concejales arrepentidos le comunicaron al alcalde el
31 que devolverán los 5 mil córdobas que costó el regalito.
También critican al asesor legal de la Alcaldía que en un año no ha logrado recuperar las 100 manzanas de tierra que se compraron en Barranco Bayo para un proyecto millonario que iba a financiar un ministerio evangélico de Miami.
“Lo apoyamos, pero no vemos nada”
Odel Obando, presidente de la Cooperativa de Ahorro y Crédito “Financiera Central”, dijo que "estamos con Álvaro, pero no hemos visto ningún proyecto de
envergadura y la ciudad cada día se ve más sucia y deteriorada. Reparar las calles es obligación de todo alcalde, no es ningún proyecto, y solo el rastro produce mensualmente impuestos”.