Departamentos

Peligra servicio de electricidad

* Usuarios preocupados porque podrían regresar a las noches oscuras

LAS MINAS, RAAN -La generación del servicio de electricidad de 24 horas en Rosita podría interrumpirse si una vez más se asigna el sistema a la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), que pretende generar y distribuir energía eléctrica en la ciudad.
2006 parece ser el año en que ENEL procura extenderse hacia los territorios donde aún no controla la generación eléctrica. La ciudad de Rosita es una de ellas. Y probablemente su estrategia obedezca a un ordeno presidencial.
En esta municipalidad, ENEL distribuye y administra el fluido eléctrico y quien genera las 24 horas, desde el año 2002, es la empresa Rosita Electricidad Sociedad Anónima (RESA).
Ahora, ENEL pretende generar, distribuir y administrar la electricidad en esta ciudad, sin fijar una política de tarifa inferior a la actual, para los casi 1 mil 500 usuarios, con proyección de superar los dos mil clientes.
Con ese propósito están licitando el suministro de dos unidades electrógenas de 396 KVA, para trabajar en paralelo (modalidad llave en mano) para los sistemas aislados de ENEL. Aunque una fuente de esta empresa eléctrica aseguró que, por las ofertas, mejor han optado por utilizar tres plantas de 250 KVA, las que garantizan entrarán en servicio en 12 semanas.
Sorprende intención
La intención sorprende a los usuarios, como al comerciante Daniel Soza Martínez, quien asegura que en los años noventa y principios del dos mil, los comerciantes se vieron limitados a los más bajos niveles, debido al pésimo servicio de electricidad que en su momento generó y administró el sistema aislado de ENEL.
Por su parte, Rosibel Valdivia Blandón, propietaria de la sorbetería Valeska, expresó que con RESA generando energía hay confianza en los diversos negocios y la gente se siente bien, porque el fluido no ha fallado.
Vale recordar que ENEL, por más de 15 años, procuró garantizar la electricidad en Rosita, pero fracasó con sus operaciones de estabilizar el servicio de electricidad.
Daños no fueron reparados
Aún hay usuarios, como la comerciante Sofía González Ortega, quien en representación de las locatarias de la ciudad, al igual que los propietarios del sistema de cable por televisión, esperan que ENEL asuma los daños causados a productos perecederos, electrodomésticos y sistemas de comunicación que resultaron afectados por las constantes alteraciones de voltajes y apagones continuos.