Departamentos

Concejal del APRE sólo llega cuando hay dietas

* Trabaja en la Cancillería de la República y dice que es “solidaria” con su suplente a quien delega trabajo de comisiones

MASAYA -Los funcionarios “mudos” que ganan jugosos salarios gracias a los impuestos del pueblo no sólo se encuentran en la Asamblea Nacional sino también en los Concejos Municipales, donde muchos pobladores desconocen sus rostros y hasta sus voces, pues sólo se limitan a levantar la mano para sumarse a los otros concejales al momento de la aprobación de un punto de agenda.
Este es el caso de la concejal Carolina Vega, quien representa a la Alianza por la República (APRE) y sólo asiste a las doce sesiones ordinarias anuales del Concejo Municipal de Masaya, en vista que trabaja en la Cancillería de la República como Directora de Protocolo. Éste es su segundo período como concejal y su participación es igual que durante el gobierno municipal anterior.
Por casualidad o no, tiene permiso y tiempo para las sesiones por las cuales recibe una dieta. Para este año, los concejales propietarios ganarán por cada sesión ordinaria que puede extenderse todo un día, 8 mil 274 córdobas. A esto se le suma el pago por trabajar en las comisiones que es de 3 mil 546 córdobas.
“Solidaria” con el suplente
“A veces no asisto a las sesiones extraordinarias, pero tengo buena participación en el Concejo y estoy activa como concejal propietaria. Siempre notifico al suplente cuando no puedo asistir. La Ley 40 me faculta para poder trabajar como Directora de Protocolo de la Cancillería y tengo una resolución de la Corte Suprema de Justicia donde se me otorga permiso de trabajar y ser concejal propietaria”, explicó Vega.
Sobre la ausencia en los trabajos de comisiones dijo que es “solidaria” con el suplente, Miguel Maltez, para que trabaje, se desempeñe y participe. “Le delego los trabajos de comisión, el salario será para él”. El año pasado fue nombrada en la Comisión de Gobernabilidad, este 2006 su suplente trabajará en la Comisión Social.
Amparado en la Ley 40
El concejal suplente del APRE Miguel Maltez, desmintió a su propietaria y negó que le notifique por escrito al menos 24 horas antes, para que participe en las sesiones extraordinarias, por lo que él asiste amparado en la Ley 40. “Al momento de verificar el quórum y no se encuentra presente el propietario, puede incorporarse el suplente”.
“Como trabaja en la Cancillería no le queda tiempo de hacer el trabajo de Comisión, es lo que yo hago cuando me lo delega, y asisto a las sesiones extraordinarias porque ella sólo tiene tiempo de asistir a las sesiones ordinarias. Me otorga el pago por el trabajo de la comisión”, manifestó Maltez.
Cuando hay pago
El concejal del Partido Liberal Constitucionalista, Donald Chavarría calificó el trabajo de Vega como “falta de interés” hacia la población que la eligió como concejal. “Viene únicamente a la sesiones ordinarias donde recibimos pago, a las extraordinarias no asiste, ni siquiera a la aprobación del Presupuesto, menos al cabildo”.
Chavarría denunció que la única ocasión que miran a Vega es cada mes, siempre está deprisa y pidiendo que corten tiempo, por lo que considera que esta concejal del APRE se metió a la política para ver sus intereses monetarios.
“El año pasado asistió a la primera sesión extraordinaria, de unas quince que se realizaron. No conoce la problemática de la población, por eso en las ordinarias se suma a la mayoría; fue concejal cuando Carlos Iván Hüeck y su participación era la misma”, expresó el liberal.