Departamentos

Piden disculpas a doctora Regina Tapia


MATAGALPA
Familiares de Martín Vicente Padilla, quien el pasado jueves 29 de diciembre fuera víctima de violencia policial, habían asegurado que los agentes manifestaron que estaban dando cumplimiento a un mandato judicial emitido por la doctora Regina Tapia, por lo que así ellos lo dieron a conocer a los medios de comunicación.
Fue al siguiente día que se dieron cuenta que la doctora Tapia nada tuvo que ver con el mandato, sino que el judicial que lo firmó fue el Juez Suplente del Juzgado Segundo de Distrito Civil, licenciado Luis Alberto Saénz Chavarría, en el mes de octubre del año pasado, pero fue hasta el 29 de diciembre que la Policía se presentó para notificar, sin embargo hasta que ya habían golpeado al dueño de la propiedad, un oficial de nombre Julio Escorcia, les comunicó lo que llegaban a hacer, señalaron los afectados.
Padilla y su familia, quienes están presentando una queja formal ante la Procuraduría de Derechos Humanos y otros organismos, piden disculpas a la doctora Regina Tapia Lorío, Juez Suplente del Juzgado Primero de Distrito Civil, por haberla mencionado en este hecho violento de la Policía para tratar de desalojarlo de su propiedad.
Aseguraron que los mismos agentes que llegaron a bordo de la camioneta de José Esteban McEwans, fueron los que manifestaron que el mandato era emitido por la doctora Tapia. Dichos agentes, desde el inicio, actuaron de mala fe al mencionar a la judicial, no señalando que el mandamiento era emitido por el Juez suplente Luis Alberto Sáenz Chavarría.
En esa ocasión la Policía a través de la oficina de Secretaría, dio a conocer que al notificar este mandamiento, fueron agredidos con palos y machetes, por lo que se vieron obligados a utilizar la fuerza para desarmar a quienes los recibieron con violencia, versión desmentida por los familiares de Padilla, quienes aseguraron que el delito de Martín Vicente fue el querer fotografiar a los policías que llegaron violentos a su propiedad.
Al revisar el oficio que fue emitido el trece de octubre por el Juez Suplente del juzgado segundo de distrito civil, licenciado Luis Alberto Sáenz, se observa que actuaron con un oficio que ya había sido contestado por el doctor Reinaldo Manzanares, en otras palabras, la Policía actuó con un oficio que ya no tenía validez, por lo que ya fue informado el primer comisionado Edwin Cordero.