Departamentos

Médicos protestan durante evaluación de proyecto de salud


Juigalpa, Chontales
Los médicos pro salarios del Hospital Asunción penetraron a las instalaciones de un restaurante local, donde las autoridades de Salud valoraban la ejecución del proyecto finlandés Sared, y exigieron el cumplimiento de sus demandas al secretario general del Ministerio de Salud, doctor Enrique Alvarado.
Los galenos se hicieron presentes portando pancartas en las cuales señalaban sus peticiones, confiados de que la titular del Minsa, licenciada Margarita Guardián, llegaría a la actividad, pero fue informado que por motivos de trabajo no asistió.
“Los médicos estamos dispuestos a llegar muy largo, porque tenemos la disposición de dar una pelea seria, por lo tanto el gobierno y sus representantes tendrán que sentarse para buscarle soluciones a este problema”, le advirtió el doctor René Leiva al secretario general del sindicato la salud.
El doctor de generaciones José Ramón Oporta, con 38 años de servicio, señaló que un médico devenga un salario básico mensual de tres mil 776 córdobas. “Con ese salario ni la canasta básica podemos comprar”, dijo José Ramón, quien está a punto de jubilarse con una pensión de hambre.
Por su parte el secretario general, Enrique Alvarado, les expresó a los médicos que la Ministra de Salud tiene la buena voluntad de darles una respuesta digna. “Estamos solidarios con ellos (los médicos), porque nosotros sabemos que tienen salarios bajos, y es por eso que vamos a compensarles en parte sus demandas”, declaró el alto funcionario.
No se les permitió ingresar
Al finalizar el conversatorio entre las partes, a los galenos que habían sido invitados al encuentro no se les permitió su ingreso al auditorio porque cargaban en sus manos pancartas con mensajes alusivos a la lucha por alcanzar un salario justo.
Los mensajes se leían así: “Los médicos por su intensa labor y abnegación hacia la población, merecemos una jubilación digna y justa”, “Exigimos mayor presupuesto para la compra de medicamentos y material de reposición periódica, mejores condiciones en la alimentación del personal y los usuarios externos e internos de las unidades de salud”.