Departamentos

Violencia intrafamiliar crece en Masaya

* Víctimas tienen temor de interponer la denuncia contra su agresor

MASAYA -De las 2 mil 479 víctimas de violencia intrafamiliar y sexual que fueron atendidas en la Comisaría de la Mujer y la Niñez de Masaya, en este año que finaliza, solo 308 de ellas hicieron la formal denuncia contra su victimario, siendo la principal causa el temor que tienen de ser revictimizadas por el agresor.
La vocera de la Policial Nacional de Masaya, sub comisionada Paola Vásquez, desglosó que de las 308 denuncias recepcionadas, 163 fueron por violencia intrafamiliar y 145 por violencia sexual. De éstas, 231 fueron remitidas al Ministerio Público, de las cuales 28 fueron acusados y 127 aún se encuentran pendientes de acusación ante los juzgados.
En la ciudad de Masaya, el barrio más afectado por la violencia intrafamiliar --donde se incluyen los delitos de abusos deshonestos, violaciones, acoso sexual, estupros y raptos-- es Monimbó y por municipio, después de Masaya, le sigue Masatepe.
Sólo un anciano violado
En este año que finaliza, según declaraciones de la vocera, la Policía de Masaya registra 145 casos de violencia sexual contra niñas y adolescentes del sexo femenino. Sin embargo, se destaca un solo hombre violado, un anciano de sesenta años que fue víctima de cuatro delincuentes.
Entre los datos que sobresalen de violencia intrafamiliar, se encuentran 39 casos de acoso sexual contra mujeres de 25 a 45 años de edad; 38 violaciones en adolescentes de 13 y 14 años; 33 estupros y 15 abusos deshonestos contra niñas.
“La violencia intrafamiliar o sexual es cometida sobre todo por hombres que se encuentran bajo el efecto del alcohol, que los impulsa a golpear a las mujeres sean con puñetazos, objetos contusos o fajas”, describió la vocera policial.