Departamentos

Mortandad de peces en el río Sasama


Chinandega
Felipe Ortiz Miranda, funcionario del Centro Humboldt, denunció públicamente que un derrame de aguas residuales de melaza y otros contaminantes procedentes del Ingenio Monte Rosa S.A. provocó la muerte de una cantidad de guapotes, guabinas y camarones.
Señaló que los peces y camarones aparecieron muertos en una vertiente del río Sasama, en la comunidad “Germán Pomares”, lo que fue constatado por el Centro Humboldt, Jimmy Zeledón, encargado de la oficina del Medio Ambiente de la Alcaldía de El Viejo y un especialista en química de la municipalidad.
“Según el poblador Roque Hernández, para esta misma fecha, el Ingenio Monte Rosa tira las aguas residuales y toda la cochinada, y eso produjo la muerte de los peces y camarones”, aseguró Ortiz Miranda, quien agrega que el PH del agua encontrado en la muestra practicada en el terreno deja ver que el líquido no es apropiado para el consumo humano.
Sustenta que la empresa azucarera no cuenta con un sistema de pilas de oxidación, solamente tiene fosas de concreto sin revestimiento, donde se filtra cualquier contaminante. Instó al delegado del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena) de Chinandega, a la Procuraduría Ambiental y al Ministerio de Salud (Minsa) a tomar cartas en el asunto.
Aguas cristalinas
El río Sasama se extiende al menos en 20 kilómetros de la propiedad donde se centralizan las actividades productivas del Ingenio Monte Rosa. En los tres lugares mencionados por los denunciantes, el agua que corre río abajo está limpia y se haya una enorme cantidad de pequeños peces de distintas variedades.
“La cantidad de peces muertos de la que hablan se dio hace una semana, pero río arriba”, aseguró Martín Godoy Murguía, supervisor de riego del ingenio, quien afirma que hacia el norte se localizan bastantes plantíos de banano, pero no está seguro que tengan responsabilidad en esta situación.
El funcionario manifestó que la calidad de agua del río Sasama es mucho mejor que la de otros tres afluentes que cruzan las propiedades del emporio azucarero, segundo en importancia en el Occidente.
No existe contaminación
Humberto Solís, encargado del departamento ambiental del Ingenio Monte Rosa, calificó de falsa la denuncia pública del funcionario del Centro Humboldt, porque la empresa cuenta con pilas de oxidación de las aguas residuales.
“Ni una gota de agua residual se va a ningún río. Aquí no han aparecido peces muertos, pueden ser de cualquier otro lugar. Las muestras de análisis químicos de los cuatro ríos que rodean el ingenio, que se practican cada mes por laboratorios de la UNAN-Managua, desmienten la denuncia”, dijo Solís.
Insistió que ningún río de los que atraviesan el ingenio está contaminado con aguas residuales, y más bien fomentan proyectos de mejoramiento ambiental para los próximos cinco años.