Departamentos

Bilwi reporta 40% de incremento en casos de violencia intrafamiliar


PUERTO CABEZAS, RAAN
Un promedio de cuatro casos de violencia intrafamiliar se presenta cada día en la ciudad de Puerto Cabezas. Al menos eso revela un informe de la Comisaría de la Mujer a través de la Secretaria de Relaciones Públicas de la jefatura policial.
Según el consolidado ofrecido por el capitán Celestino Aguirre, jefe de la Secretaría de la Policía de la RAAN, entre enero y septiembre de 2005 se presentaron un total de 469 delitos de violencia intrafamiliar, los que van desde lesiones, violaciones, estupros, maltrato a menores, parricidios y otros.
De los 469 delitos de violencia intrafamiliar, 92 fueron atendidos por el Juzgado de Distrito y 238 por el Juzgado Local; el resto de casos, 139, fueron cerrados porque las víctimas no les dieron seguimiento.
El informe reza que un mil 23 personas fueron atendidas por delitos de violencia intrafamiliar, pero que de éstos, solamente 469 interpusieron denuncias formales, lo que representa el 45 por ciento aproximadamente de los delitos cometidos en los primeros nueve meses del presente año.
Según el capitán Aguirre, una de las principales razones por las que muy pocos de los casos de violencia contra las mujeres y niños llegan hasta el final, es porque los afectados, que en la mayoría son mujeres, no ponen la denuncia o la retiran después de interponerla, ya que una gran parte de las mujeres en la región tienen varios hijos y dependen económicamente del marido.
Otro detalle significativo en el proceso judicial es el hecho de que el 41 por ciento de las víctimas no acude al médico forense, lo que viene a repercutir en un fallo desfavorable.
Según las estadísticas generales de la Policía de Bilwi, de todos los delitos que se presentan, el 27 por ciento corresponde a violencia intrafamiliar, y de éstos, las lesiones ocupan el 30 por ciento, una cifra que tiene muy preocupadas a las autoridades de la Comisaría de la Mujer en esta ciudad.
Es por eso que, recientemente, esa área de la Comisaría fue reforzada con dos especialistas en atención integral, una socióloga y una psicóloga, quienes pretenden mejorar el trabajo de tratamiento a las víctimas.