Departamentos

Rosita sigue sin agua potable


LAS MINAS, RAAN
Poco más de diez mil habitantes del área urbana de la nueva ciudad de Rosita siguen consumiendo agua contaminada con heces fecales y polimetales pesados, por el hecho de que el proyecto de ampliación y mejoramiento del sistema de agua potable continúa siendo incierto porque no funciona en esta municipalidad debido a supuestos “detallitos”.
Este proyecto financiado por el Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE), con casi once millones de córdobas, es el mismo que el presidente Enrique Bolaños inauguró en esta ciudad, con motivo de su visita de trabajo el 24 de mayo de 2005.
¿Bolaños bebió agua contaminada?
En esa ocasión, el mandatario hasta se atrevió a tomar un sorbo de agua, para demostrar la calidad del líquido, que bajó por gravedad del tanque del centro de salud. Lo que no se le alertó, es que previo a la inauguración el tanque había sido llenado con agua contaminada, debido a que el recién construido sistema de agua potable sufrió desperfectos técnicos en el primer intento de abastecer a la ciudad.
EL NUEVO DIARIO supo que horas después el presidente Bolaños sufrió un inesperado malestar que se incrementó cuando llegó por la noche a El Raizón, ya que el agua bebida en Rosita es la misma que en este momento consumen sus pobladores, la misma que proviene del río Tipispán que está contaminado y es utilizado para el paso de gente y de animales.
El gerente del FISE en las regiones autónomas, Óscar Aguilar Colindres, procuró explicar durante el segundo cabildo del Concejo con los ciudadanos de Rosita, los límites de competencia de la institución que representa y los inconvenientes surgidos, los que retrasan el abastecimiento de agua.
Señaló que no hay seriedad con los compromisos de administración del agua potable, pero más criticó las publicaciones de EL NUEVO DIARIO sobre la incertidumbre con el sistema de agua, en lugar de tranquilizar la impaciencia de los rositeños, que demandan la funcionalidad del proyecto de agua curada.
Anuncian pruebas
En esta ciudad, las autoridades anunciaron que las primeras pruebas de distribución de agua potable se realizarían a partir del martes 13 de diciembre. Incluso, hasta se dijo que iban a abrir todos los grifos, para que el agua corriera por las calles para demostrar lo contrario a lo que publicó EL NUEVO DIARIO, pero nada de lo anunciado ocurrió, y nadie da explicación convincente de lo que verdaderamente sucedió.
Y es que ni siquiera se cumplieron los acuerdos contraídos el 15 de agosto de 2005, que consisten en sanear los famosos “detallitos”, para iniciar a distribuir agua a más de 500 usuarios de esta ciudad.
De acuerdo con Benito Monjarretz Arias, responsable de la Unidad Técnica Municipal (UTM) de Rosita, todavía faltan las instalaciones de 380 conexiones domiciliares con sus respectivos medidores. En la mayoría de los casos tienen que romper las calles, ya que los tubos madres se encuentran debajo de la misma.
También hace falta reparar menos de tres kilómetros de carretera hacia la comunidad Fruta de Pan, lugar que utilizaron para realizar trabajos de instalación de la cámara de succión.
De la misma manera, aún falta la siembra de 114 árboles y 430 metros cuadrados de grama en la planta de tratamiento, y por si fuera poco, también la instalación del sistema eléctrico en la caseta de bombeo.