Departamentos

Feria mostró calidad del café

* Grano del Norte está entre los mejores y es reconocido en el mercado internacional

Matagalpa -Como un gran éxito para los matagalpinos consideró el Alcalde de Matagalpa, doctor Nelson Artola Escobar, la realización de la recién pasada tercera feria nacional del café. No sólo por lograr la cantidad de expositores del grano de oro, que este año fue de 18, sino porque se expuso la calidad de nuestro café a nivel nacional.
Artola señaló que el café de Nicaragua, y principalmente el de la zona norte, está dentro de los mejores cayeses del mundo, por lo que hay razón suficiente para celebrar casi dos siglos de tradición cafetalera, ya que bajo la sombra de los legendarios árboles de gran follaje y de buena madera en tierra fértil, cubierto de hojas, crecen las variedades del café más preciado del mercado, donde el respeto por la naturaleza y el cuido del equilibrio ecológico no son una práctica reciente, sino una que se ha llevado a cabo a lo largo de se existencia.
En esta feria, los asistentes no sólo pudieron saborear los diferentes aromas de los cafés presentados al público, sino que disfrutaron de las distintas actividades, entre las que se encontraban tres nuevas, como son: cargando el rojito, la gallina ciega y el que tronara más duro el cacho.
UN POCO DE LA HISTORIA DEL CAFÉ
La planta del café es un arbusto tropical de origen africano, perteneciente a la familia de las rubeasas, se cultiva por el fruto, los que se tuestan y muelen. Su polvo es utilizado para elaborar bebidas estimulantes llamadas café, éste se puede tomar caliente o frío y es consumido, según las investigaciones realizadas, por la tercera parte de la población mundial en grandes cantidades, las cuales pueden superar a cualquier otra bebida de este tipo.
El cafeto de la variedad arábiga proviene de kefa Etiopia, en donde se encontró en forma de arbusto silvestre; se cree que el uso del grano de café como bebida comenzó en Abisinia, Etiopia, alrededor del año 575 DC, de ahí pasa a Yemen, Arabia y Alameca, de donde se supone que peregrinos musulmanes se lo llevaron a la India y a Zeilá, en el siglo XVI.
Este grano es descubierto por marines mercantes holandeses que lo llevan a su colonia en la isla de Java, lugar donde lo trasladan a invernaderos botánicos en Ámsterdam, en 1706.
En 1683, kolschitzki abre el primer café en Viena con café recuperado en la batalla en que los austriacos derrotaron a los turcos, que tenían sitiada la ciudad, después se le llamó café Sranz Mosse, este mismo año William Penn descubre que se vende café verde en un pequeño mercado de New York.
En 1711 sale el primer cargamento de café de 893 libras de Yakarta a Ámsterdam, donde se vende a 0.47 centavos dólar la libra. En el año 1715, los franceses lo introducen a la isla de Bourbon en el Océano Índico; en 1723, de Holanda pasa como regalo al rey Luis XIV, quien lo envía al jardín babilónico de París, de donde según la leyenda del capitán Francés, Gabriel d’ Clieu, lo trae a las islas caribeñas de Martinica, de donde pasa a las islas españolas de Jamaica, Puerto Rico y Cuba.
En el año 1727, los franceses lo llevan a la colonia de las Gauyanas Francesas, ubicadas al sur de América, lugar donde el café fue sacado de forma clandestina a Brasil. Ya para el año 1744 misioneros religiosos lo traen a Guatemala como planta ornamental, llega a México en 1790, de Cuba pasa a Costa Rica en 1799, de ahí a Guatemala, El Salvador, luego, a Nicaragua parece haber llegado en 1796, también como planta de jardín y utilizado de forma limitada como bebida para el clérigo y la clase acaudalada.
Hay muchas historias del café, como la escrita por Robert Tanaylor, quien fuera apresado por autoridades españolas en Nicaragua en 1827, acusado de espía, ya que era inglés, éste asegura que al pasar por Managua y León, donde lo llevaron los españoles, le dieron de tomar café. Otra historia es la que escribió el historiador JD Games, quien menciona a los primeros sembradores de café en las Sierras de Managua.
Pero se creé que la introducción del café a nuestro país se dio cuando los esclavos independentistas de Filipinas comenzaron su lucha libertaria en contra de los franceses, a finales del siglo XVIII, donde varias familias de negros y realistas franceses fueron enviadas donde las autoridades españolas ubicadas en La Habana, y después fueron trasladados a Nicaragua, donde éstos, al ver que las tierras de las Sierras de Managua se parecían a las de su país, comenzaron a sembrar café, y también a enseñar cómo se cultivaba a los nicaragüenses.
Esta historia sobre el café y muchas más fueron dadas a conocer en esta tercera feria, donde este cultivo llegó al Norte, primeramente en la comunidad de la reina del municipio de San Ramón, luego se extendió a otros departamentos del Norte.
En esta feria, nueve jovencitas, hijas de los productores cafetaleros, se disputaban el primer lugar para coronarse como reina de la tercera feria del café, cuya ganadora fue la señorita Diana Yahaira Lanza Herrera, originaria del municipio del Cua, departamento de Jinotega, en representación de la cooperativa cafetalera Comanur, quien aseguró trabajar para que el café del Norte siga obteniendo éxito en los mercados internacionales.
Como primera y segunda finalista obtuvieron los lugares las señoritas Selenia Machado, que representaba a State Street Nicaragua S.A, y Charlote Wong, representante de la Cooperativa la Esperanza de la comarca El Coyolar, municipio de San Ramón.