Departamentos

Niños desaparecen por falta de tutela

* Situación de abandono de los padres preocupa a las autoridades policiales de Masaya

Masaya
Una niña de tres años, de nombre Ana María Matuz Chavarría, fue la última desaparecida de los trece menores de edad reportados ante la Policía Nacional por los padres de familia en lo que va del año. La falta de tutela es la principal causa de este fenómeno, según la institución castrense, la cual confirmó que todos ellos se encuentran nuevamente en sus hogares.
Matuz Chavarría permaneció tres días en la casa de la mujer que la encontró en la calle. Esta niña, al igual que los otros doce, tuvo suerte de no ser víctima de los traficantes de niños o de abusadores sexuales, pero aun así la Policía sugiere que los padres de familia tengan mayor cuidado con los niños.
La vocera policial, subcomisionada Paola Vázquez, dijo que una de las causas es la desintegración familiar y la violencia intrafamiliar. “Los niños son enviados a vender, y si vuelven con la venta son maltratados, por eso algunos no regresan a casa. Otra razón es que los dejan de responsables de un hogar cuidando niños hasta de un año”.
No tienen discernimiento
La falta de discernimiento en los niños y niñas es otra razón del alto índice de desaparecidos, según la vocera, ya que muchos de ellos se perdieron cuando sus padres hacían compras o vendían en el mercado municipal. “Se los llevan al mercado y se olvidan de ellos, cuando se dan cuenta después los buscan y ya no están”, expresó.
Las edades de los niños desaparecidos oscilan entre los tres y 13 años. El proceso de verificación en el terreno, realizado por la Policía, todos se encuentran en su casa, unos porque fueron localizados y otros porque regresaron por su propia cuenta.
La Policía Nacional de Masaya también registra niños originarios de otros departamentos, quienes después de ser captados son enviados a la delegación del Ministerio de la Familia, de donde se escapan.
“Prevenir la desaparición de un niño es trabajo de la comunidad, queremos hacer mayores cosas pero es difícil porque es una cadena de trabajo, donde el primer canal es la denuncia con la cual se reportan a nivel nacional las características, segundo, los medios de comunicación, donde se publican los datos y la fotografía”, finalizó la subcomisionada Vázquez.