Departamentos

Juramentan a Policía Municipal de El Viejo


EL VIEJO, CHINANDEGA -El comisionado mayor Aldo Sáenz Ulloa, jefe policial de Chinandega, juramentó a 9 de los 18 policías que conforman la Policía Municipal de El Viejo, la cual vigila parques, cementerios, rastros, mercados, terminales de buses, estadios, entre otras instalaciones administradas por la comuna.
Durante la invocación a Dios, monseñor Rodrigo Urbina Vivas, párroco de la Basílica Menor de El Viejo, dijo a los policías municipales que cuenten con sus oraciones para que el Señor los fortalezca, anime a cumplir sus misiones y mantengan su vocación en favor de la población.
Por su lado, Germán Muñoz Moncada, Alcalde de El Viejo, dijo que pagarán el salario a ese personal, el cual recibirá entrenamiento por parte de la Policía Nacional y estará bajo el mando del subcomisionado Carlos Hernández.
“Van a trabajar junto a la Policía y la comunidad en favor de la seguridad ciudadanía y el orden público. El Gobierno municipal los va a respaldar siempre, como parte de un convenio firmado con el primer comisionado Edwin Cordero Ardila, Director General de la Policía Nacional”, afirmó.
Mientras tanto, el comisionado mayor Aldo Sáenz Ulloa, impuso escarapelas e hizo la promesa de Ley a los 9 policías municipales, entre los que figuran tres jóvenes mujeres.
El jefe de la Policía de Chinandega reconoció el interés de la Alcaldía de El Viejo por formar la Policía Municipal para el bienestar de la ciudadanía, la cual podrá desarrollar sus actividades con plena confianza, descansará con tranquilidad, y este municipio, uno de los más extensos del Pacífico, será cada día más seguro.
Muy entusiasmados
Óscar Danilo Medina Salazar dijo que pasó pruebas físicas de tiro y examen psicológico, por lo que fue aprobado para formar parte de la Policía Municipal, y está dispuesto a servir con eficiencia a la comunidad respetando los derechos humanos e imponiendo la Ley.
Este joven, que reside en el barrio “Entimo Andino”, aspira a hacer carrera dentro de la Policía Nacional, al igual que su colega Isel Vanesa Duarte Salazar, de 25 años.
“Me gusta este trabajo y estoy dispuesta a cumplirlo a cabalidad con mucho entusiasmo”, afirmó la gendarme, quien cursó el bachillerato y espera integrarse a la Academia Policial.