Departamentos

Artesanos de la madera ahogados con veda forestal


Juigalpa, Chontales -La veda forestal anunciada para el próximo año es la causa principal que ha impulsado a los dueños de aserríos a incrementar el precio en la madera de segunda, generando inestabilidad entre los pequeños artesanos de la carpintería, que ahora tienen que pagar una pulgada vara a ocho córdobas.
Bernardo Francisco Hernández, presidente de la cooperativa de servicio madera mueble (Coserna), se mostró muy preocupado ante esta situación, porque al elevar los costos se les hará difícil competir y vender, ya que en el mercado la silla plástica y otros productos mantienen sus precios.
Los pequeños artesanos de la madera han planteado a las autoridades del Inafor, que no se extienda la veda a todas las especies para que se pueda explotar el genízaro, roble y la madera blanca, sin ninguna regulación en la Ley. “Nosotros estamos conscientes que la veda es importante por la depredación de los bosques, pero también es necesario que el gobierno se acuerde de nosotros los pequeños artesanos”, declaró Bernardo Francisco.
60 microtalleres serían afectados
En Juigalpa se registran sesenta microtalleres de madera, donde trabajan de dos a tres personas incluyendo a los familiares de los propietarios y al no encontrar una salida a este problema la situación económica de los carpinteros se complicaría, ya que en el departamento no hay fábricas que empleen a los pequeños microempresarios de la madera.
El alto precio de la materia prima de este sector ha ahuyentado la clientela de los carpinteros que desde ya se pronostican una navidad “negra”, porque las personas que habían dado a hacer muebles pararon los trabajos y se están amarrando con las casas comerciales donde venden al crédito y con facilidades.