Departamentos

Escándalo de la UCAN hunde más a ex rector

* Expulsiones en centros de estudios sorprendidos y siguen las investigaciones

MASAYA -La Policía Nacional de Masaya continúa las investigaciones sobre los actos de corrupción en que se vio involucrado el ex rector de la Universidad Cristiana Autónoma de Nicaragua (UCAN), regional Masaya, Miguel Canda, quien en asociación con todos los ex funcionarios cometió anomalías como falsificación de notas y venta de dos títulos falsos hasta en cinco mil dólares.
Noel Maradiaga, Rector de la UCAN, expresó en conferencia de prensa que cada día descubren nuevas anomalías realizadas por Canda. Una de las últimas fue que dio a elaborar 80 títulos universitarios en “Impresiones del Carmen”, empresa ubicada en Managua.
“En la imprenta dejó una lista sobre la distribución de los títulos y las carreras, pero él logró tener en sus manos solo uno impreso, el cual vendió a Jenatre Zamora Duvón, en cinco mil dólares. A Manuel Adán Castro le pretendió extender otro por la misma carrera de Administración de Empresas, pero éste sólo pagó la mitad”, explicó.
Se quedó con dinero de becados
Maradiaga informó que Canda debe también 40 mil córdobas que entregó la municipalidad de Ticuantepe el siete de abril de 2005, en concepto de adelanto de tres personas becadas en la UCAN Masaya. El dinero entregado fue 1,500 dólares en efectivo y 15 mil córdobas.
Así mismo, descubrieron que emitió certificados de notas falsos a favor de su esposa Laura Bustillo Siles y una amiga de ésta, Concepción Mendoza Delgado, con el fin de que pudieran ingresar a segundo año de la carrera de Psicología Educativa en la Universidad Católica (Unica).
“El certificado tenía fecha de 2002, haciendo constar que habían cursado el primer año, cuando la UCAN inició operaciones en Masaya en 2003. Ambas ya se encuentran expulsadas de la Unica”, aseguró.
Otra expulsada por la misma razón
Patricia de los Ángeles Barrera fue otra de las beneficiadas con notas falsas para estudiar tercer año de Administración de Empresas en la Universidad Central de Nicaragua en turno sabatino, pero al igual que las dos anteriores alumnas ya fue expulsada, según Maradiaga.
Actualmente, la UCAN Masaya invierte unos 400 mil córdobas en la restauración de una propiedad antigua donde albergará a todos los estudiantes en unos quince salones de clases en los turnos diurno, nocturno y sabatino.