Departamentos

Aprueban proyecto de agua para El Rama

* Servicio llegará a unas 30 mil personas de la zona * Con nueva planta se termina consumo de agua de pozos

El Rama -Uno de los grandes retos para los alcaldes de la ciudad de El Rama ha sido conseguir agua apta para tomar y servirla a más de treinta mil habitantes de esta ciudad. Y es que lo irónico de esta ciudad es que, a pesar de estar rodeada de caudalosos ríos, no existe agua para ingerir por poseer químicos que afectan la salud de quienes la consumen.
En la reciente visita del Presidente de la república a la ciudad de El Rama para inaugurar dos obras de desarrollo en esta región, Róger Araica Canales, alcalde de este municipio, aprovechó para de manera pública pedir al mandatario la aprobación de este importante proyecto para brindar agua potable a la población.
En su momento de dirigirse a los pobladores, Bolaños respondió al alcalde Araica que su petición era un hecho. Que contara con el proyecto hecho realidad. Afirmó que ya está conseguido el dinero para este proyecto el que tiene un costo de más de tres millones de dólares.
Moderna planta
En su mensaje, el Presidente expresó que construirá en esta ciudad un sistema moderno de agua potable con su respectivo sistema de clorificación, el cual nunca ha existido en este municipio. También se construirá un tanque de almacenamiento con capacidad de sesenta mil galones de agua para que la población rameña tenga el vital líquido siempre.
Dijo que antes que termine su periodo presidencial estaría de nuevo en esta ciudad inaugurando el importante proyecto.
Por su parte Róger Araica, edil de El Rama, expresó su agradecimiento por la respuesta positiva del Presidente, necesidad que es sentida en la población integrada por más de 30 mil habitantes.
“De esta manera, erradicaremos las enfermedades que atacan a nuestros habitantes a través del consumo de agua especialmente en nuestros niños”, sostuvo el alcalde Róger Araica Canales.
Y es que en esta ciudad, miles de pobladores consumen agua de tomar de pozos hechos en los mismos solares o patios, donde a la par están las letrinas y que, según los médicos, estas aguas no son aptas para el consumo humano y ponen así en riesgo la salud de quienes la consumen, especialmente de los niños en quienes sus defensas son muy débiles ante microbios y, por ende, es ellos a quienes atacan las diarreas.
Otros pobladores acarrean agua de corrientes no higiénicas donde también son contaminadas por animales u otros microorganismos que al final perjudican la salud de las personas.