Departamentos

Destace sin control en Chontales

* Achacan a municipalidades desorden en permisos de destace y cero control de sanidad animal * Alertan no matar ganado marcado con cruz y calavera porque son portadores de brucelosis * Sólo una persona para hacer las inspecciones en los sitios de matanza de Boaco y Chontales

Juigalpa, Chontales -Las reses que son sacrificadas en los rastros municipales de Chontales no tienen ningún control de sanidad animal, ya que esta Dirección no cuenta con el personal suficiente para ubicar en estos centros de matanzas a un médico veterinario.
El licenciado Marcos Castillo, Director de Salud Animal del Mag-For en la Región Central, manifestó que las municipalidades son las responsables de velar por el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias que se aplican en estos lugares. “Son ellos (los alcaldes) los que extienden los permisos de destace y no Sanidad Animal”, señaló el funcionario.
En este aspecto el funcionario de esta dependencia del Ministerio Agropecuario y Forestal explicó que su labor es de vigilancia. “Nosotros visitamos los rastros en busca de información. Además, tomamos muestras a los animales y cuando los resultados están listos, los enviamos a las alcaldías”, comentó.
Cruz y calavera
Según el licenciado Castillo, la enfermedad más común detectada en estos centros es la cisticercosis en los cerdos, mientras la incidencia en bovinos es mínima. Sin embargo se alerta a los matarifes que cuando un animal esté marcado con una cruz y una calavera en el cachete izquierdo es un semoviente portador de brucelosis y tuberculosis.
El responsable de esta dirección regional, agregó que sólo en Boaco y Juigalpa es donde existe una persona contratada por las alcaldías para vigilar todas las reses que son sacrificadas en estos lugares de matanza.
Admitió que en municipios lejanos como El Ayote, La Libertad y Santo Domingo, realizan inspecciones dos veces al mes por la escasez de médicos veterinarios, a pesar que en esos lugares son detectados frecuentemente cerdos infectados con cisticercosis.

Primer paso en Juigalpa
Las autoridades de Salud, Mag-For y funcionarios de la Cooperación Española, capacitaron a todos los matarifes de la ciudad en la manipulación de carne (desde el destace hasta su consumo), para prevenir de una serie de enfermedades a la población.
La instrucción es parte de un proyecto de mejoras en el rastro municipal, el cual será ejecutado por la alcaldía local con el apoyo económico de Inifom y la Cooperación Española, para que el próximo año cerdos y reses sean destazados en el área designada para esta actividad.
La doctora Dilma María Sirias, Directora de Salud Ambiental del Minsa Municipal, orientó que los sacrificadores deben cumplir con medidas higiénicas sanitarias básicas (aseo personal, uso de guantes y otras recomendaciones).
Aseguró que cada destazador está en la obligación de ir poniendo en práctica poco a poco las disposiciones para ofrecer a la ciudadanía una carne segura que no afecte la salud del consumidor, como en algunos casos se ha registrado.
La directora de Salud Ambiental informó que los inspectores sanitarios todas las madrugadas se presentan a los lugares autorizados para esta actividad a supervisar la carne. El problema está con aquellas personas que practican el destace de cerdo clandestinamente.
“En este caso es un llamado a la población a que no consuma carne de procedencia dudosa, por que es la que más puede repercutir en la población con síntomas y hasta mortales enfermedades”, señaló la funcionaria de salud.