Departamentos

Chontaleños se preparan para celebrar la Purísima


Juigalpa, Chontales -El olor a naranja, limón dulce, el sabor de los gofios, la caña y los cantos de la Purísima ya se escuchan y sienten en Juigalpa, cuando estamos a escasos días de que inicie en toda la Diócesis de Chontales y Río San Juan el novenario a la Concepción de María.
El padre Almer Moncada, vicario de la Diócesis, espera que este año la celebración sea de las mejores, sobre todo a nivel religioso y espiritual, porque éste no es sólo un acto tradicional y religioso que identifica a Nicaragua, sino algo más fuerte a nivel de la Iglesia.
Un año nada agradable
“Sabemos que la situación hoy por hoy es difícil, y quizás a nivel material (gofios, paquetes y todo lo que se da) puede ser muy diferente en comparación a otros años, ya que la crisis económica no lo permite”, comentó el jerarca católico.
Señaló el sacerdote que este año no ha sido nada agradable en relación con los problemas políticos y fenómenos naturales, “por eso debemos pedirle a la Madre de Cristo, que reine la paz y la tranquilidad entre nosotros”, señaló.
El novenario a la Concepción de María da inicio el próximo 29 de noviembre, y en estos momentos cada sacerdote junto al obispo de la Diócesis elaboran su programa y el del niño Dios para celebrar de esta manera con fervor y alegría la festividad de la virgen María.