Departamentos

Plan de seguridad para Nueva Segovia


OCOTAL, NUEVA SEGOVIA -La Policía neosegoviana presentó esta semana a los caficultores de la zona de Dipilto, San Fernando y esta ciudad, el Plan Café, con el cual pretende brindar seguridad tanto en las fincas como en el traslado del grano y valores monetarios.
El subcomisionado Juan Manuel Chávez, segundo jefe de la institución castrense en este departamento, solicitó a los caficultores y a las empresas comercializadoras del rubro su aporte voluntario para garantizar principalmente el combustible, aunque no precisaron el monto requerido.
Autoridades sin presupuesto
El jefe policial dijo que para este tipo de planes especiales, la institución no cuenta con presupuestos adicionales, todo se toma del presupuesto global que asignan a la institución para las planeaciones del año. Informó que los altos costos en los combustibles ha provocado una rebaja en la cuota por vehículo, lo que disminuye la capacidad operativa de la Policía.
Para David Lovo, ganadero y caficultor, el gobierno debe darle recursos específicos para estos planes que son muy importantes para el desarrollo socioeconómico de la zona. Los productores también solicitan a los alcaldes destinar aportes del presupuesto municipal, ya que a las comunas se les paga impuestos por la producción del grano.
Pedirán cooperación a empresas acopiadoras
Por su parte, Oscar Munguía, también cafetalero, dijo que promoverán una reunión con las empresas acopiadoras, porque son las que obtienen grandes ganancias y deben cooperar con la Policía, ya que el productor asume los altos costos de producción para sacar un quintal de café, y son pocas las utilidades que perciben.
La Policía también pidió que los finqueros la provean de una copia de la planilla de obreros contratados para el corte del café, con sus nombres, apellidos y número de cédula, para cotejarlo con la lista de personas prófugas de la justicia o pendientes de responder por la comisión de delitos.
Desconfían de obreros
La Policía orientó a los cafetaleros coordinar el traslado de valores a sus fincas para escoltarlos ante posibles atracos de camino. Asimismo, cuando los dueños viajen a sus haciendas, para prevenir cualquier intento de secuestro, como han sucedido en años anteriores.
En el Plan, la institución de seguridad pública establece patrullajes permanentes por los caminos cafetaleros y visitas a las haciendas, operativos que incluirán requisas corporales y vehiculares para búsqueda de armas ilegales, drogas y otros ilícitos. En los operativos participarán fuerzas combinadas de la Policía y el Ejército Nacional.
“Pedimos que también nos ayuden en la comida de los miembros de las patrullas, y si es posible darles albergue”, solicitó el subcomisionado Chávez.
Por su parte, el subcomisionado Julián Lumbí, jefe de Seguridad Pública en este departamento, solicitó a los cafetaleros expusieran a la Policía, las formas y mecanismos para el traslado del grano, para conocer los “resquicios” que permiten fuga o robo del rubro.
Los productores revelaron tener desconfianza de los conductores, administradores y hasta de los propios corteros, porque ya se han dado casos de hurtos de sacos del grano.
Hay choferes que se detienen en el trayecto para bajar sacos, o los pasan dejando por otro beneficio, y hasta dejan a un familiar para que se encargue de venderlo, expuso un productor.
Pero el café es grano de libre comercio
Pero los casos más comunes, como en las lejanas comarcas de Murra, es que ladrones llegan a medianoche a los beneficios húmedos a cargar con los sacos repletos.
En la época de la zafra cafetalera, la circulación de pequeñas porciones del grano abundaba, principalmente hacia esta ciudad. Según los productores, es una actividad de “zompopos” que trasladan café, que en gran parte es robado de sus fincas.
Los finqueros sugirieron que la Policía requise los buses y otros vehículos, y el grano que no demuestre una honesta procedencia, sea investigado.
Empero, la Policía enfrentaría problemas, ya que el grano es de libre comercio y se verían afectadas personas, por ejemplo, que traigan porciones compradas para su consumo o le hayan sido regaladas por un productor.
Los jefes policiales sugirieron a los productores y empresas acopiadoras utilizar algún formato guía para trasladar el grano hacia los beneficios secos de esta ciudad, para un mejor control contable.
Por su parte, la comandancia del Ejército Nacional en la región, presentó este jueves en la base de San Ramón, jurisdicción de Pueblo Nuevo, el Plan de Seguridad.