Departamentos

Vendía títulos en 5 mil dólares

* Escándalo en Universidad Cristiana Autónoma de Nicaragua abarca estafa a los docentes con supuestos préstamos * Involucrado personal de áreas administrativa y académica. Todo se detectó cuando un falso título llegó al CNU

MASAYA
Venta de títulos universitarios hasta en cinco mil dólares, falsificación de documentos y estafas contra los docentes, son algunas de las irregularidades descubiertas en la Universidad Cristiana Autónoma de Nicaragua (UCAN) regional Masaya, realizadas por el ex rector Miguel Canda García, en contubernio con todo el personal que laboraba en las áreas administrativa y académica.
Félix Noel García, Presidente del Consejo Directivo Universitario de la UCAN con sede en León, denunció que las anomalías las empezaron a descubrir desde hace 35 días, cuando llegó al Consejo Nacional de Universidad (CNU) un título falso de la carrera de Administración de Empresas para que fuera autenticado.
“El título falso estaba a nombre de Jenatre Zamora Dublon, firmado por el rector Miguel Canda y la directora del Departamento de Registro, Ana Membreño. Las autoridades del CNU nos alertaron porque la regional tiene tres años de operaciones en Masaya, por consiguiente no tiene ninguna promoción de graduandos”, explicó García.
Al parecer, Zamora Dublon se encuentra en Estados Unidos, ya que las autoridades de la UCAN en León recibieron una notificación de la empresa SpanTran Educational Services, Inc, ubicada en Houston, Texas, donde les hacía conocer la inexistencia de la emisión del título después del proceso de verificación que la empresa realizó.
Ni siquiera es estudiante
Como respaldo del título falso, también fueron encontradas notas de cuatro años de estudios con hojas membretadas, firmas y sellos, del supuesto licenciado, graduado el 18 de marzo de 2004, que ni siquiera es estudiante activo de la UCAN Masaya. Otra de las irregularidades fueron las firmas, ya que la UCAN sólo extiende títulos con la firma de la rectora general de la universidad en León, Jeannette Bonilla; de la directora nacional de Registro, Jovania García, y de Manelli Bonilla, Secretaria General.
En las investigaciones descubrieron que el ex rector Miguel Canda estaba tramitando otro título falso de la misma carrera a favor de Manuel Adán Castro por la suma de cinco mil dólares, también ajeno a la universidad. Como prueba, tiene en su poder una carta donde el solicitando había pagado 2,500 córdobas en cinco abonos.
Despiden a 23, incluyendo docentes
“Miguel Canda tenía una banda organizada que le cubría las espaldas. Es nuestra obligación destapar y desenterrar todo a la luz de los medios de comunicación para que otras universidades no sean víctimas del comerciante de educación superior, del cual desconocemos su paradero”, afirmó Félix Noel. Por tal razón, las máximas autoridades dispusieron despedir a 23 personas, desde el más alto nivel hasta el más bajo, entre ellos el ex rector Miguel Canda, la directora académica Ana Membreño y Francisco Jiménez el administrador. De igual manera, los docentes que tenían parentesco con Canda García, quien había formado un clan a lo interno.
Estafó a trabajadores
Diez trabajadores también fueron víctimas de Miguel Canda, pues los estafó con un supuesto préstamo con la financiera Corfinsa Tu Crédito, localizada en Managua.
“Él presentó una planilla y constancias de salarios falsos de 49 personas --sólo 19 de ellas eran trabajadores de la UCAN-- para gestionarles préstamos cuyos montos oscilaban entre los cinco mil y 25 mil córdobas”.
José Miranda Silva, conductor de la universidad, fue doblemente estafado, después que obtuvo un préstamo de 18 mil córdobas, el ex rector le pidió el dinero prestado, sin saber que nunca volvería a ver un solo centavo. Miranda Silva creía que desde noviembre del año pasado la universidad depositaba su cuota quincenal de 47 dólares a la financiera, pero desconoce su estado de cuenta, ya que nunca recibió comprobante de ello.
En la regional UCAN, la Policía Nacional recibe cada una de las denuncias de los docentes y trabajadores que fueron estafados por Miguel Canda con los préstamos. Muchos de ellos tienen deudas con la financiera de más de cinco meses, pues la administración se quedó con las deducciones salariales que correspondían a las cuotas de los respectivos préstamos.