Departamentos

Salvarán casona en la cual dio clases Emmanuel Mongalo

* Publicaciones de EL NUEVO DIARIO señalando el abandono de la construcción, encontraron eco * Una vez remozada, se pretende convertirla en la biblioteca municipal y acondicionar un teatro

RIVAS
La antigua casona en la cual, según el historiador Ramón Valdés, impartió clases el héroe nacional Emmanuel Mongalo y Rubio, será restaurada para su conservación a partir de la próxima semana, y de esa manera evitar que las paredes frontales y la de los salones se continúen cayendo.
Lo anterior fue confirmado por el alcalde de Rivas, René Martínez, quien señaló que la idea de restauración y conservación de la histórica casa fue una propuesta del gobierno municipal y del Instituto Nicaragüense de Cultura, representado en este departamento por el historiador Valdés.
Esta histórica casa, conocida por las nuevas generaciones como la ex escuela Engracia Chávez, es considerada una joya histórica y cultural de Rivas, ya que entre 1851 y 1853 fue el escenario de clases del maestro Emmanuel Mongalo, y durante la Guerra Nacional de 1855 sufrió las secuelas de los cañonazos, ya que una de las soleras que aún están en pie conserva una “herida” de un proyectil disparado por los filibusteros de William Walker.
Además, este histórico edificio construido con bloques de adobe tuvo el honor de ser el primer centro de enseñanzas de secundaria en 1883 durante el gobierno de Máximo Jerez, según reza en una placa instalada en la puerta principal de la casona.
END fue de gran ayuda en rescate de la casona
“Es por todo ello que era de importancia rescatar este sitio, porque realmente es una joya histórica y cultural de Nicaragua que hay que preservarla y restaurarla”, comentó Valdés, quien al igual que René Martínez reconoció que las publicaciones que hizo EL NUEVO DIARIO sobre el deterioro y abandono que venía sufriendo la casona, fueron vitales para que el Instituto Nicaragüense de Cultura y la Alcaldía de Rivas se aliaran para rescatarla.
En este sentido Martínez detalló que la alcaldía se encargará de las labores de conservación y el Instituto de Cultura de las restauraciones, las cuales según Valdés iniciarán en cuanto desaparezca el invierno
Al final Valdés explicó que una vez que hayan finalizado las tareas de restauración, la casona se convertirá nuevamente en la biblioteca municipal, y hasta existen proyectos para convertir otra parte de la histórica casa en una teatro municipal, algo que para Martínez debe ser una realidad para darle vida y atractivo turístico a la casona de unos 200 años de existencia