Departamentos

Ticos “en amañada” represión contra nicas

* Bajo esa figura migratoria el nica ilegal no puede apelar y pierde instantáneamente todo, hasta las prestaciones laborales * Estudio de organismo deja al descubierto otras violaciones, pese a nuestras representaciones en ese país

RIVAS
Un reciente estudio migratorio realizado en la frontera de Peñas Blancas, reveló que este año las autoridades migratorias ticas se han dedicado a expulsar a centenares de nicaragüenses que laboran en ese país bajo la figura migratoria del “rechazo”.
Según el estudio, este término es el que más les conviene a los ticos, ya que los nicas que salen como rechazados pierden el derecho de apelar su situación, pero además pierden todo, hasta sus prestaciones laborales.
El estudio fue realizado por la Red Nicaragüense de la Sociedad Civil para las Migraciones, y fue presentado el martes en la ciudad de Rivas por Álvaro Antonio Novoa, uno de los autores de la investigación. El estudio refleja que hasta el primer semestre de este año, sólo 176 nicas han sido expulsados de suelo tico bajo la figura de la deportación, mientras que 4 mil 650 fueron expulsados por el puesto fronterizo de Peñas Blancas y San Carlos como “rechazados”.
Muy conveniente
Según Novoa, dichas cifras reflejan claramente el interés que tienen los ticos por aplicarle a los nicas la figura del “rechazo”. “Es un status más conveniente para los empresarios del vecino país del Sur, porque alguien que es rechazado pierde todas sus garantías y derechos laborales, por lo que regresan a nuestro país sin nada”, dijo Novoa.
En la investigación también se deja entrever que el término “rechazo” está siendo aplicado injustamente. Se menciona por ejemplo, que los nicaragüenses son capturados en suelo tico
--pero cerca de la frontera de ambos países--, llevados a un centro de San José para ser retenidos y días después son repatriados en “masa”.
Esto según Novoa es incorrecto. Recordó que en estos casos lo que se hace es regresarlos a suelo nica, porque no han ingresado más de 30 kilómetro sobre suelo costarricense. “Aquí hay un claro abuso, una violación a los derechos humanos de los nicas”, advirtió.
En la indefensión
El estudio refleja que la mayoría de los 4 mil 726 nicas que han sido deportados y rechazados este año, son hombres que oscilan entre los 18 y 22 años. Todos han llegado a Costa Rica en busca de un trabajo que les permita un ingreso económico digno para subsistir con sus familias.
Al final, el estudio también detalla que la presencia de instituciones de servicios sociales que velen por los emigrantes rechazados es mínima, tanto en Costa Rica como en Nicaragua, y según los nicas consultados durante la investigación, el papel del consulado nicaragüense en ese país se limita a entrevistar a los retenidos. No les acompañan en sus reclamos, ni buscan solución a sus quejas.