Departamentos

El milagro económico que se llama: Estelí

* Existen más de tres mil negocios registrados * Hilvanan audazmente lo privado y lo público * El tabaco origina una extensa Zona Franca * 98 mil habitantes, solamente en la cabecera

— Joaquín Tórrez A. —

Estelí aún tiene el encanto de esas ciudades del norte nicaragüense donde te despierta, no el ruido de un vehículo, sino el de los cascos de un caballo que carga dos pichingas de leche; el chirriar del motor de un molino de maíz; el “silbido” de un nińo que va rumbo a la pulpería a comprar “picos” y “semitas”; y por supuesto, las rancheras y los saludos en los programas mańaneros de las radios locales. ;


Aún conserva esa magia de una gente sencilla, que habla como si estuviese cantando baladas; de los seńores con sombreros, botas lustrosas y con un saco “macén” al hombro que te saludan con un “aló amigóoo”... de ese pueblo donde todos se conocen y que sabe que es mediodía cuando suena una sirena colocada en la Catedral. ;


Antańo, pese al maleficio de la guerra, solía ser de esas ciudades tan, pero tan productivas, que si sembrabas un quintal de maíz crecía un ternero. Hoy lo es menos. Parte de su producción es para consumo interno y ahora cosechan otras cosas como el tabaco, buenos resultados deportivos y un comercio boyante que se ha convertido en su motor económico. ;


En Estelí hay tantas tiendas y pulperías como gente en las calles. En las vías principales, los negocios invaden las aceras; abundan los bares que invitan a ahogar el insomnio y, a la vez, ofrecen sopas para restaurar los jugos gástricos.;


Las comiderías y hospedajes compiten por atraer a los parroquianos con precios que van de la risa al escándalo; como un enorme plato de comida por 20 córdobas, y cuartos de hasta 190 córdobas la noche, sin más valor agregado que un televisor. ;


Hay todo un “boom” comercial. Más de uno atribuye eso a la lotería y la suerte que ha acompańado a los estelianos desde el 2003. Desde abril de ese ańo a la fecha han caído en esa ciudad nueve premios gordos de lotería. Pero otros, en las paradas de buses y en los parques, aseguran que todo se debe a que “los estelianos somos `perros al pegue’”.;


;


Lo público y lo privado;


Cualquiera que sea la razón, no sería justo omitir que detrás de ese éxito, en parte, está la mano de las autoridades locales que han sabido hilvanar las iniciativas privadas con la gestión pública. No en vano, esa alcaldía, en el 2003, fue premiada por el organismo Ética y Transparencia por ser la más transparente, la mejor administrada y la que más permitió la participación ciudadana. La encuesta fue realizada entre 16 alcaldías de las cabeceras departamentales. ;


El 65 por ciento de los ingresos económicos de Estelí dependen del comercio. Y, según don Roberto Moncada, Presidente de la Cámara de Comercio e Industria esteliana, en el ańo 2003 las ventas fueron cercanas a los 500 millones de córdobas. “Pero creo que fueron de 600 millones porque el comercio informal no reporta sus datos al fisco”, asegura. ;


Ese volumen de ventas sería mayor si percibieran más ingresos por las 21 fábricas de tabaco que hay en la ciudad. Nueve de esas fábricas trabajan bajo el régimen de Zona Franca, lo que las exime de pagar impuestos a la municipalidad, dice el alcalde de Estelí, Francisco Valenzuela. ;


Don Roberto Moncada asegura que esas fábricas hacen más de 350 mil puros al día para exportarlos a Estados Unidos y Europa. Pero, la ganancia que dejan estas fábricas es el empleo que dan a unas siete mil personas. La Dirección General de Aduanas, DGA, registró en el 2003 más de 7 millones 200 mil dólares por exportación de tabaco. ;


Pero, si hay algo a lo que Estelí debe su éxito, es a su posición geográfica. Ubicado a 148 kilómetros al norte de Managua, es un puerto terrestre donde convergen 33 municipios segovianos, jinoteganos y leoneses, además, es zona de tránsito hacia Honduras. La alcaldía municipal calcula que al mes circulan por la ciudad unas 600 mil personas.;


La clave: concertación ;


El ex vicealcalde y hoy director de una oficina pro desarrollo local, Miguel Díaz, atribuye el “milagro esteliano” a la concertación lograda entre todos los sectores de poder de Estelí. Fue un plan gestado en 1996 que abarcó más de 80 proyectos con un sólo objetivo: el desarrollo de Estelí con la colaboración de la alcaldía, la empresa privada, ONG y el gobierno central a través de sus instituciones, FISE e Inifom. ;


“Lo que hicimos fue apartar la política y rescatar el concepto de `estelianidad’, de lucha; nos dijimos `esta es nuestra ciudad y debemos trabajar para desarrollarla”, dice Díaz. Los proyectos incluían el aprovechamiento de sus condiciones geográficas, el impulso al deporte y el mejoramiento de las relaciones con el gobierno central.;


Su posición estratégica también ha permitido que, en la última década, se funden en Estelí siete universidades privadas, que se sumaron a la UNAN, de origen público. En la actualidad hay más de ocho mil universitarios. Su presencia ha provocado la apertura de más restaurantes, hospedajes y discotecas. ;


“Eso estaba entre los planes del 96; hacer más atractiva la ciudad con el adoquinamiento de calles, la creación de parques y dar mejores condiciones a los estudiantes del resto de las segovias para que se quedaran en Estelí y no se matricularan en Managua y León”, dice Díaz. ;


La concertación ha producido frutos en diversos campos. El deporte es uno de ellos. Actualmente, según la alcaldía, unas 10 mil personas practican deportes en Estelí. Eso ha permitido la construcción de instalaciones deportivas como el estadio de fútbol “Independencia”, uno de los mejores del país, hecho por el empresario Pedro Blandón Moreno. A este estadio, en marzo, le pondrán luces para realizar juegos nocturnos.;


Otro logro es el equipo de fútbol Real Estelí, bicampeón nacional y dueńo de un récord de 30 juegos sin perder, inédito en la historia de este deporte en Nicaragua. Este club consume 14 mil dólares al mes, casi 10 mil de los cuales lo aportan las entradas al estadio. El resto lo ponen los empresarios privados que, además, financian a los dos grupos de hinchas que acompańan a este equipo en las ciudades donde juega. ;


“Igual hacemos con el equipo de béisbol; en este momento somos la única ciudad con dos equipos en primera, uno de fútbol y uno de béisbol”, dice el alcalde Valenzuela, un seńor que aparenta más de sus 39 ańos, sociólogo de profesión y con varios estudios de gerencia municipal. ;


;


Al margen de la política;


Valenzuela es hábil. Su lema --“la mejor forma de hacer política es ser abierto”--, dice mucho de él. Un dato llamativo de su labor es el hecho de que, desde que asumió la alcaldía, en enero de 2001, el Concejo ha emitido 620 resoluciones; y de todas, sólo una, la construcción de una terminal de buses, ha sido aprobada sin consenso. ;


El concepto de gobierno facilitador lo han aprendido bien en Estelí. Pero no sólo se trata de “hacerse a un lado”; también han sabido negociar. Así, las dos terminales de buses de la ciudad son administradas por las cooperativas de buses. El matadero municipal y el mercado de Mayoreo, aún en proyecto, también lo pondrán en manos de los comerciantes. ;


“En Estelí hemos aprendido que hay que dejar atrás los pleitos políticos porque sólo atrasos produce”, dice Valenzuela. ;


Los ONG también han sido parte importante en el desarrollo de Estelí. El alcalde asegura que hay 101 organismos que trabajan en los más variados proyectos municipales. Algo que también ayuda son los hermanamientos de más de 20 ańos con ciudades de Holanda, Francia, Alemania, República Checha, Inglaterra, Noruega y de la Comunidad Autonómica de Cataluńa, Espańa. ;


Gracias al financiamiento de esas ciudades y de la misma Unión Europea, la alcaldía construye una biblioteca municipal a un costo superior a los 300 mil dólares; y tiene en planes un megaproyecto de alcantarillado, de más de ocho millones de dólares, que beneficiará los 62 barrios que tiene esa ciudad.;


;


Alabanzas y críticas;


En las calles se escuchan variados discursos. Pero sorprende la coincidencia en que la alcaldía ha hecho su labor. Gioconda Rugama, una mujer de 34 ańos, vecina del Barrio “Jaime Ubeda”, y con 13 ańos de vender loterías en el parque municipal, asegura que el alcalde ha cumplido sus promesas de campańa. ;


“Ahora los barrios pobres se parecen al centro”, dice, y pone como ejemplo las mejoras en las calles del barrio El Rosario, al norte de la ciudad, uno de los caseríos más golpeados por el huracán Mitch. Su vecina y colega, Marcia Lorena Benavídez, le secunda: “Esta alcaldía le ha hecho capricho”. ;


Pero no todos son aplausos para el alcalde. Hay un hombre que se queja, y fuerte. Es Eduardo Toruńo, un seńor de 44 ańos, con más de 30 de lustrar en el parque central. En las últimas elecciones fue uno de los activistas más febriles del actual alcalde. A cambio, le prometieron que le construirían una caseta para lustrar más cómodo. Pero han pasado cuatro ańos y aún se cobija con un plástico negro, que amarra a unas ramas de un árbol y a los pilares de una parada de buses.;


“No nos ha cumplido las promesas”, dice Léster, un chavalo de 16 ańos, lustrador como su padre, Eduardo, y estudiante del tercero ańo de secundaria de la Escuela Reino de Suecia. ;


Alfonso Molina calibra el pulso de la ciudad con cada hot dog que vende en el parque. Y para él, y aunque peca de patriota, Nicaragua debería imitar el consenso de los estelianos. ;


“Porque ahora está más bonito Estelí”, dice Léster.;


Presupuesto récord;


;
* La alcaldía de Estelí trabaja, este ańo 2004, con un presupuesto de 56 millones de córdobas, el techo más alto en la historia de la ciudad. El 70 por ciento de ese presupuesto proviene de las recaudaciones de los impuestos de los comercios.;


* En Estelí hay registrados más de 3 mil 500 negocios, entre hoteles, bares, restaurantes, talleres, tiendas, pulperías, entre otros. La Cámara de Comercio registra unos 2 mil 200 que pertenecen a la pequeńa y mediana empresa. De esa cantidad, 1 mil 397 se dedican al comercio y al servicio. ;


* Hacia 1960, la población de la ciudad de Estelí superaba los 35 mil habitantes. Su crecimiento poblacional ha sido tan acelerado que, según la alcaldía, ahora hay 98 mil habitantes en la ciudad y 125 mil 363 en todo el municipio.;


;
Alabanzas y críticas;


En las calles se escuchan variados discursos. Pero sorprende la coincidencia en que la alcaldía ha hecho su labor. Gioconda Rugama, una mujer de 34 ańos, vecina del Barrio “Jaime Ubeda”, y con 13 ańos de vender loterías en el parque municipal, asegura que el alcalde ha cumplido sus promesas de campańa. ;


“Ahora los barrios pobres se parecen al centro”, dice, y pone como ejemplo las mejoras en las calles del barrio El Rosario, al norte de la ciudad, uno de los caseríos más golpeados por el huracán Mitch. Su vecina y colega, Marcia Lorena Benavídez, le secunda: “Esta alcaldía le ha hecho capricho”. ;


Pero no todos son aplausos para el alcalde. Hay un hombre que se queja, y fuerte. Es Eduardo Toruńo, un seńor de 44 ańos, con más de 30 de lustrar en el parque central. En las últimas elecciones fue uno de los activistas más febriles del actual alcalde. A cambio, le prometieron que le construirían una caseta para lustrar más cómodo. Pero han pasado cuatro ańos y aún se cobija con un plástico negro, que amarra a unas ramas de un árbol y a los pilares de una parada de buses.;


“No nos ha cumplido las promesas”, dice Léster, un chavalo de 16 ańos, lustrador como su padre, Eduardo, y estudiante del tercero ańo de secundaria de la Escuela Reino de Suecia. Alfonso Molina calibra el pulso de la ciudad con cada hot dog que vende en el parque. Y para él, y aunque peca de patriota, Nicaragua debería imitar el consenso de los estelianos. ;


“Porque ahora está más bonito Estelí”, dice Léster.;