Cultural

Visconti, el aristócrata marxista


— Rafael Vargarruiz —

Primera parte: la perfección del arte;


En una clase de cine, en los estudios Cinecittá, construidos;
por Mussolini. Luchino Visconti, le preguntó;
a uno de los alumnos, hablando de los personajes en cuestión,;
que de qué color serán los calcetines que;
ese carácter llevaría. El alumno sorprendido no supo que;
contestar y el maestro dio una lección magistral;
del porqué del color que prefería portar. Un aristócrata y;
militante Marxista; cineasta, director de;
ópera y teatro, formado y creado en el juego y rejuego del;
arte dramático, había logrado la comprensión de lo humano y de;
su comportamiento. Sobre todo de la búsqueda de la perfección;
en el;
arte, de la excelencia cinematográfica, del refinamiento;
estético. ;


La conjunción del movimiento de cámara, el encuadre;
fotográfico, la interpretación de los actores y el;
movimiento escénico deberían ser un todo armonioso para;
Visconti, soportado por un buen vestuario,;
maquillaje y una excelente iluminación que sirviera de cuadro;
dramático para crear la atmósfera;
perfecta de la gran ilusión, que es el cine. De esa gran;
ilusión uno de los maestros de la perfección, el;
fulgor y la belleza es y será el maestro Luchino Visconti. ;


El depurador, el detallista, el insoportable perfeccionador de;
ese arte llamado cine. Baste mencionar la;
secuencia en que están vistiendo a Ingrid Thulin; en La Caída;
de los Dioses, en que se encuentran superpuestos varios;
planos. Espacios diferentemente iluminados y al;
fondo, detrás de una puerta entre abierta, la Thulin drogada,;
preparándose para su matrimonio imposible;
con Dirk Bogarde. La mano de Goya y de Rembrandt en la cámara,;
con la dirección artística de Visconti,;
que logra que el personaje sea la expresión absoluta de la;
decadencia de la oligarquía germana unida al;
poder nazi, después de ver esta secuencia uno puede morir;
tranquilo.;


Luchino Visconti, hijo de Giuseppe Visconti, duque de Modrone;
y empresario teatral, nace un 2 de;
noviembre de 1906 y nos deja el 17 de marzo del 76. Su carrera;
está unida al maestro Francés Jean Renoir;
con quien trabaja en; Toni, Les Bas-Fonds, Une Partie de;
Campagne y Tosca. Trasladándole Renoir su;
sensibilidad y su extraordinario movimiento escénico y;
sobretodo su amor por el séptimo arte. Su vida ;
transcurre entre su dedicación al teatro y la ópera y su;
militancia política de izquierda, que lo llevan;
a ser encarcelado y torturado por las fuerzas oscuras del;
fascismo y su fusilamiento inminente. Hasta la;
fecha es un misterio la suspensión de dicha orden de muerte.;
Dirigió en teatro u ópera, como un centenar;
de obras de renombrados escritores; Cocteau, Hemingway,;
Sartre, Tennessee Williams, Shakespeare, Chejov,;
Eurípides, Verdi, Strindberg, Arthur Miller.... entre otros.;


Como cineasta realiza junto con Marcelo Pagliero, Mario;
Serandrei y Giuseppe De Santis el cortometraje:;
Jorni di Gloria (1945) y Apunti su Fatto di Cronaca en (1951).;
Sus largometrajes arrancan en 1942, con;
Ossessione. Terra Trema (1948) y en 1951 produce Bellissima;
con Anna Magnani, creándose una estrecha;
relación de amistad-trabajo, que se mantendría hasta su;
muerte. La magnani protagonizaría varios filmes de;
Visconti, entre ellos ;
su obra maestra; La Muerte en Venecia. Le sigue el cuarto;
episodio de Siamo Donne (1953) sobre la vida de;
actriz, de la misma Magnani. Senso, 1954, con Alida Valli, en;
el papel de la Condesa Livia Serpieri.;
Farley Granger haría el papel del Teniente Franz Mahler. Senso;
esta basada en la novela de Camillo Boito.;
La secuencia de rebelión en la Ópera, es clásica, como la;
combinación de la música de Anton Burckner y;
Giuseppe Verdi.;


En 1957 filma; Las Noches Blancas, basada en la novela de;
Fedor Dostoeivski, con María Schell en el papel;
de Natalia y Marcello Mastroianni en el de Mario en una;
Venecia recreada por la especial fotografía de;
Guiseppe Rotunno, en alardes de claroscuros que recrean;
adecuadamente la trama del escritor ruso. Pero;
es, en 1960, con Rocco y Sus Hermanos, que Visconti se afianza;
como uno de los más grandes cineastas;
italianos. Teniendo a Alain Delon como Rocco y en la compańía;
de Annie Girardot, Renato Salvatori y Claudia Cardinale, entre;
otros. Crea un film neorrealista, pero que;
trasciende esa misma escuela, para proyectar mas allá el;
futuro de la clase trabajadora italiana y las complejas;
relaciones interpersonales ;
en una Italia que saliendo de la postguerra se enfrenta al;
proceso de desarrollo económico y social;
tratando de romper estructuras caducas.;


Es con Romy Schneider, en 1962, que nos deja el episodio; El;
Trabajo, con Tomas Milian comprándole sus;
favores, en Boccacio'70 La escena de Pupee, con el cheque en;
la mano y de frente al espejo mientras poco;
a poco se le va resbalando una lágrima con una cámara que;
escurridiza se aleja para no ser cómplice del;
drama, es parte de la historia del cine. La letra de;
Maupassant. Es la incursión del Maestro en el color;
en un film de cuatro historias, ideado por el gran maestro del;
neorrealismo italiano; Cesare Zavattini. ;


Visconti hasta este momento a recorrido desde las pasiones;
recurrentes y cíclicas del alma humana en Ossessione a los ;
problemas de los;
pescadores de Catania, en Sicilia, de la Terra Trema. La trama;
barroca del microcosmos de Bellissima,;
sobre argumento de Zavattini, al alma de la misma Magnani, en;
Siamo Donne o Senso, sobre las luchas;
libertarias en pro de la república, y de un mundo;
aristocrático decadente. Mundo que conocía;
perfectamente por su condición de aristócrata. Ha manejado a;
Dostoeivski atrapado en Venecia y tomando el;
neorrealismo Italiano, lo ha proyectado al mundo,;
trascendiendo su propia esencia y ha dado una lección de;
inmoralidad y decadencia humana en Boccacio'70. Está preparado;
para enfrentar a Lampedusa. Mientras lo va;
leyendo, las escenas se recrean en su mente y va, poco a poco;
naciendo El Gatopardo.;


El Madrońal, septiembre de 1999