Cultural

Los dos Neruda

* Al cabo de 25 ańos de su muerte se perfila con más detalles la doble imagen de Pablo Neruda: el poeta indiscutible de proyección universal y el hombre común y corriente con sus flaquezas humanas.

— ENRIQUE TOVAR —

Un goloso de la vida y un manantial del que emanaron miles de;
versos, es lo que podría decirse en una línea sobre Pablo Neruda,;
quien el 23 de setiembre cumplirá un cuarto de siglo de haber;
dejado este mundo.;


Comelón, enamorado impenitente, viajero sin fatiga y de maleta;
siempre lista. Con su mirada tendida sobre la horizontal línea;
del mar, navegó por diversas corrientes de la poesía, desde la;
lírica romántica y dulzona hasta la estrofa comprometida y;
prosaica.;


Le cantó a sus mujeres, las oficiales y las furtivas, le habló;
con ternura a su pueblo en múltiples de sus composiciones, pero;
también fue iluso y alabó al tirano en la figura de Stalin.;


Contradictorio. Polémico, Oceánicamente humano, pues degustó el;
vino por barriles y se engulló como sibarita las exquisiteces de;
banquetes pantagruélicos, al tiempo que clamaba para que el;
pueblo tuviera una mesa abundantemente servida.;


Amó la flor y las caracolas, ensalzó los Andes y se arrulló en;
la soledad de los muelles al amanecer, se desgarró ante la Espańa;
quebrantada por la guerra, sońó un mundo sin miserias, provocó;
la discrepancia con su franca militancia política, gozó de la;
dulzura de la diplomacia y de las mieles del aplauso. También;
supo del veneno de la crítica y se le reconoció como grande poeta;
-que realmente lo fue- cuando en 1971 se le otorgó el premio;
Nobel de literatura, luego de haber ganado un sinfín de;
codiciadas preseas.;


NACE UN POETA;


Su destino y su oficio fueron la poesía. Desde nińo dio rienda;
suelta al canto por la vida que a borbollones le brotaba del;
alma. Trabajó como profesional de las letras. Produjo;
prolíficamente. Escribió y escribió al tiempo que evolucionaba;
o abría otros horizontes a su emoción poética. Sus obras;
emergieron de sus desvelos o en el tiempo que hacía sus travesías;
por el planeta o en el silencio de sus tres casas en Chile o en;
las habitaciones de los hoteles por donde iba pasando. Empezó con;
"La canción de la fiesta", en 1921, aunque ya había ganado;
distinciones literarias en los ámbitos estudiantiles. Vino;
"Crepusculario", 1923, al que siguió su célebre obra "Veinte;
poemas de amor y una canción desesperada", que lo configuró como;
un escritor de kilates, con madurez poética, respetable aunque;
con un lastre modernista que ya se esfumaba del mundo de las;
letras.;


ENTRE DOS MAREAS;


Con "Residencia en la tierra", 1932, tiende a lo turbulento y;
oscuro, que disipa en parte en obras futuras por la pesadumbre;
que le ocasiona la guerra civil en la Madre Patria, que le;
inspira "Espańa en el corazón", poemario en el cual la política;
se abre espacio en medio de sus manifestaciones estéticas.;
Neruda, entonces, ya no sólo es un bardo. Asume un compromiso,;
se afilia al Partido Comunista el cual lo lleva, en 1945, al;
senado de Chile. Es, pues, un poeta de un movimiento;
internacional, que le retribuye con el premio Stalin en 1949. A;
partir de allí lo abaten dos mareas tenaces e irreconciliables:;
la de los que le alaban sin cuento y la de los que lo atacan sin;
tregua. Por esa época, 1950, daría a conocer "Canto general", con;
sus poemas épicos, preńados de un profundo sentimiento;
americanista, considerados por muchos críticos como su obra;
cumbre.;


Neruda siguió con su vida de siempre: viajes, persiguiendo;
mujeres, casándose y divorciándose, comiendo sin atender dietas,;
coleccionando caracolas, mascarones de proas, botellas curiosas;
y un sinfín de objetos para colgar en las paredes y vigas de sus;
palacios particulares, principalmente en Isla Negra, bańada por;
la espuma del Pacífico, allí, muy cerca del Valparaíso que acogió;
a Rubén Darío para que escribiera su célebre "Azul".;


MITICO Y TERRENAL;


Nińo, fue un nińo grandote que apeteció atesorar chucherías que;
consiguió en los más disímiles y remotos parajes del orbe y que;
hoy forman parte de las casas-museos de La Chascona, en Santiago,;
y de La Sebastiana, en Valparaíso, además de Isla Negra.;


Su mano y su musa tampoco descansaron. Vinieron luego, entre;
otras, las "Odas elementales", de simplificación idiomática,;
"Navegaciones y regresos", "Memorial de Isla Negra", y "Confieso;
que he vivido" (memorias intermitentes y recuerdos), en prosa.;


Una vez muerto se multiplicaron las obras analíticas sobre su;
poesía y su vida. hace pocos ańos una minuciosa indagación del;
escritor chileno Enrique Lafourcade -"Neruda en el país de las;
maravillas"- tuvo mucha resonancia porque puso sobre el tapete,;
en forma articulada, sus amores lícitos e ilícitos, sus escarceos;
con la sobrina de su última esposa, Matilde Urrutia, y porque;
presentó un retrato demasiado humano sobre una figura;
extremadamente mítica, incapaz de ser manoseada -Ąhasta;
entonces!- por la pluma irreverente o sincera, que lo desnuda y;
lo ensalza, y que lo exhibe tan prosaicamente en sus miserias;
terrenales siendo Neruda -con sus sonetos, residencias y;
canciones desesperadas- un poeta que resplandece con luz propia;
en el firmamento de la literatura universal.;