Cultural

Entregan Premio “Miguel Ángel Asturias” a Mario Roberto Morales


El escritor Mario Roberto Morales, disidente y fuerte crítico de la desaparecida guerrilla izquierdista guatemalteca, fue galardonado esta semana con el Premio Nacional de Literatura “Miguel Ángel Asturias”.
El premio, máximo galardón que otorga el Estado guatemalteco a sus letras nacionales, consiste en una medalla de oro, un pergamino, unos 6,500 dólares en efectivo, y la publicación de una de las obras de laureado.
Morales, fundador de un grupo guerrillero en la década de los setenta, que años después se convirtió en la desaparecida Organización Revolucionaria del Pueblo en Armas (ORPA), se ha destacado por hacer una literatura de crítica social.
Durante su militancia en la guerrilla izquierdista, la cual abandonó a finales de los años ochenta por discrepancias con sus dirigentes, promovió el radicalismo armado y la “revolución cultural”.
“La Debacle” (Guatemala, Editorial Istmo, 1969), una colección de cuentos cortos, fue la primera de una serie de publicaciones que le han valido premios y reconocimientos a nivel latinoamericano, así como traducciones en varios idiomas.
En declaraciones a Acan-Efe, Morales dijo estar satisfecho por el reconocimiento que le hace el Estado, “pero principalmente porque el premio lleva el nombre (Miguel Ángel Asturias) de uno de los mejores escritores de habla hispana, a quien tuve la oportunidad de conocer”.
“Señores bajo los árboles” (Guatemala Artemis, 1994), una novela “mitad ficción y mitad realidad” --la cual ha sido reeditada con ocasión del premio--, es quizá la que más críticas ha recibido “tanto de la izquierda como de la derecha, que hasta la han censurado, para evitar que las nuevas generaciones conozcan lo que pasó en el país”.
La obra relata decenas de matanzas colectivas en contra de la población indígena cometidas tanto por militares como por guerrilleros, durante los años más sangrientos de la guerra interna que vivió este país entre 1960 y 1996, de la cual Morales fue protagonista.
Tras separarse de la guerrilla, Morales publicó varias obras en las que cuestiona la forma en que los líderes de la insurgencia dirigieron la guerra, de las cuales la que más polémica levantó entre la izquierda guatemalteca fue “Los que se fueron por la libre”. Esta “novela-folletín”, como le llama Morales, fue publicada primero por entregas en Internet, y editada en 1998 en México, por editorial Praxis.
El jurado calificador del premio, reconoció en la obra literaria de Morales (novela, ensayo, poesía y periodismo) “la búsqueda y experimentación que se produjo en las letras nacionales durante los años setenta, sin las cuales es imposible explicar el clima de libertad creativa, formal e intelectual en que la literatura guatemalteca se desarrolla en la actualidad”.