Cultural

Carlos Monsiváis ganó premio Juan Rulfo 2006

El escritor mexicano Carlos Monsiváis obtuvo el XVI Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo (2006). “Su obra ha renovado las formas de la crónica periodística, el ensayo literario y el pensamiento contemporáneo de México y América Latina”, señaló el jurado

MÉXICO /Agencias
El jurado del premio, fallado por unanimidad en la ciudad mexicana de Guadalajara, reconoce a Monsiváis como “autor de una obra deslumbrante que ha sabido combinar, con maestría y calidad literaria excepcional, el rigor crítico con la lucidez de una mirada capaz de interpretar en cada elemento de la realidad que registra, seña y signo de las complejas negociaciones y opciones que delinean y configuran la realidad humana, política y cultural de nuestro tiempo”.
El Juan Rulfo, entregado desde 1991 por varias entidades culturales mexicanas, está dotado con 100,000 dólares y reconoce el conjunto de una obra de creación en cualquier género literario. Ha tenido entre sus ganadores a Nélida Piñón, Augusto Monterroso, Sergio Pitol y Tomás Segovia.
En esta edición integraron el jurado los mexicanos Pitol, José Luis Martínez, Gonzalo Celorio, Cecilia García Huidobro (Chile), Seymour Menton (Estados Unidos), Julio Ortega (Perú) y los españoles Beatriz Pastor y Jorge Urrutia.
La obra de Monsiváis ha renovado “las formas de la crónica periodística, el ensayo literario y el pensamiento contemporáneo de México y América Latina (…) Ha forjado un lenguaje distintivo para representar la riqueza de la cultura popular, el espectáculo de la modernización urbana, los códigos del poder, las mentalidades”, señaló el jurado.
Narrador, ensayista y cronista de la sociedad mexicana, Monsiváis es autor, entre otras muchas obras, de Las tradiciones de la imagen, Los rituales del caos y Aires de familia: Cultura y sociedad en América Latina (premio Anagrama de Ensayo en 2000).
El premio Juan Rulfo, que además del reconocimiento incluye un cheque por 100,000 dólares, le será entregado el 26 de noviembre durante la ceremonia de inauguración de la XX edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) de la ciudad mexicana de Guadalajara (oeste).
Entre los últimos ganadores se encuentran los españoles Tomás Segovia y Juan Goytisolo, el argentino Juan Gelman, el brasileño Rubén Fonseca o los mexicanos Sergio Pitol y Juan García Ponce.
El año pasado estalló un conflicto entre la familia del escritor Juan Rulfo y la asociación civil que gestiona el galardón junto con la FIL, a raíz del cual la familia demandó ante los tribunales la retirada del nombre del autor de “Pedro Páramo” del premio, tras unas declaraciones realizadas en 2005 por el escritor Tomás Segovia.
Segovia, ganador el año pasado del premio, expresó entonces que Rulfo “es el tipo de escritor que tiene el puro don de la escritura, un narrador misterioso. Nadie sabe por qué Rulfo tenía ese talento. En otros escritores uno puede rastrear el trabajo, la influencia o la biografía, pero en Rulfo no. No fue un estudioso o conocedor, pero nació con el don”.
Monsiváis se mostró confiado en que los convocantes del galardón y la familia Rulfo alcancen una “solución amistosa” antes de la entrega (prevista para el 25 de noviembre en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara) y que el galardón se siga llamando así.
La familia Rulfo considera que el premio se ha convertido “en botín de un grupúsculo”, de acuerdo con un comunicado emitido por Clara Aparicio, a finales de 2005.

El cronista de México
Carlos Monsiváis (1938) es periodista, cronista, ensayista y narrador. Nacido en la ciudad de México, desde muy joven colaboró en los más importantes suplementos culturales y revistas del país. Estudió Economía y Filosofía y Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México. Su amplísima cultura, su curiosidad universal, su eficaz escritura y su capacidad de síntesis le han permitido desentrañar los aspectos fundamentales de la vida cultural y política mexicana del pasado y del presente.
Gran parte de su obra se ha publicado en periódicos o transmitido oralmente. Sus crónicas, género que ha desempeñado con absoluta pasión, se han recopilado en libros, como Principios y potestades (1969); Días de guardar (1971), sobre los sucesos de Tlatelolco; Amor perdido (1976), sobre algunas figuras míticas del cine, la canción popular, el sindicalismo, la militancia de izquierda, los políticos o la burguesía; De qué se ríe el licenciado (1984); Entrada libre, crónicas de la sociedad que se organiza (1987); Escenas de pudor y liviandad (1988), sobre la sociedad del espectáculo; y Los rituales del caos (1995), ceremonias de la debacle ciudadana y política.
También ha escrito un texto narrativo, Nuevo catecismo para indios remisos (1982); además de biografías, Frida Kahlo: Una vida, una obra (1992); ensayos, Características de la cultura nacional (1969) o Historias para temblar: 19 de septiembre de 1985 (1988); y antologías, La poesía mexicana del siglo XX (1966), La poesía mexicana II, 1914-1979 (1979) o La poesía mexicana III (1985).
Entre los numerosos galardones que ha recibido se encuentran el Premio Nacional de Periodismo, en 1988, el Premio Maza-tlán por Escenas de pudor y liviandad, en 1988, el Premio Xavier Villaurrutia, en 1995, y el Premio Anagrama de Ensayo, por Aires de familia: Cultura y sociedad en América Latina, en 2000. En 2002 publicó el ensayo Yo te bendigo, vida, sobre la vida y la obra de Amado Nervo.