Cultural

El Soldado Desconocido

Una exposición de varias muestras de arte audiovisual fue montada sorpresivamente por el Ejército Videasta Latinoamericano en el Cine July, de Managua

Rodrigo Peñalba

Una cadena de correos electrónicos crípticos anunciaba la presencia de un Soldado Desconocido, contra todo plan o tiempo, en una presentación sorpresa del Ejército Videasta Latinoamericano (EVIL) en el recurrente Teatro July (mejor conocido como Cine July).
El Soldado Desconocido llegó, o mejor dicho, regresó de Estados Unidos. Es parte de la diáspora nicaragüense, y ese hecho es el punto de origen de las obras de El Soldado Desconocido que viaja con el nombre de Ricardo Miranda Zúñiga.
Ricardo presentó en la noche del 25 de mayo cuatro obras de su trabajo multimediático. La exhibición empezó con una colección de vídeos promocionales de distintas empresas contratistas del gobierno estadounidense, The Army, Boeing, y otras. Estos vídeos, presentados tal y como son, uno detrás del otro, sirven de radiografía de la mentalidad militarista de los Estados Unidos, siempre envuelta en el aura de un anuncio bien producido, la palabra correcta y la sonrisa presente justo cuando un B-52 llegue para “wipeout” ciudades enteras.
Posteriormente se presentó El Soldado Desconocido. El primer trabajo presentado fue Vagamundo (2002), juego interactivo en Flash, en donde el usuario controla a una especie de Cantinflas que viaja de manera ilegal a Estados Unidos y debe integrarse a una cultura extraña, en un idioma que no conoce. Al ganar cada nivel se avanza hacia la independencia económica, pero como inmigrante el jugador debe reflexionar sobre su actitud hacia nuevos inmigrantes: ¿debería ayudarlos o echarlos del país?
Vagamundo está montado dentro de un carrito expendedor de comida rápida adaptado para llevar el juego a ferias locales y otras actividades en que la gente se encuentre con la experiencia.
Public Broadcast Cart (2003) es un recordatorio de la naturaleza de la radio como medio de comunicación y cómo éste fue monopolizado por grandes cadenas de radio que controlan qué y cuándo se transmite. El Public Broadcast Cart consiste en un transmisor portátil de radio que interfiere las ondas hertzianas en un pequeño perímetro y que permite, a través de un micrófono, emitir comentarios públicos vía radio y, en zonas con acceso Wi-Fi, vía Internet. Todos los diálogos quedan grabados digitalmente como archivo. Esta intervención retoma para la gente el uso de las ondas hertzianas.
Fallout (2005) es una aplicación interactiva para web que narra en una línea de tiempo a personajes y hechos de la historia de Nicaragua hasta el gobierno de Arnoldo Alemán. La pieza permite compartir comentarios en línea sobre la historia misma del país.
Fallout fue acompañado de una exposición colectiva en MomentaArt, NY. Se presentaron en la misma trabajos de ilustración digital, collage, juegos interactivos, etc; siempre con la temática de la diáspora nica, la revolución y la historia de Nicaragua en general. Ricardo Miranda colaboró en esta muestra con la obra interactiva Always Go Left, en la que el jugador debe ir hacia la izquierda para evitar las ilusiones del mercado. El juego estaba montado dentro de un simulado cajero automático.
Dentimundo (2005) es un sitio web que documenta el movimiento de norteamericanos a México para obtener servicios de Odontología a mejores precios. El Soldado Desconocido nos presentó una canción estilo norteña compuesta para el proyecto.
Ricardo Miranda no describe su obra como “arte nicaragüense”, aun cuando sea Nicaragua una de sus principales temáticas, junto a los problemas de la inmigración, el uso de nuevas tecnologías para romper el mensaje unificado de los medios, el capitalismo y la búsqueda de nuevas formas de interacción y, sobre todo, respeto entre distintas culturas.
Su obra está documentada en la web ambriente.com, en donde puede ser conocido su currículo artístico, otros trabajos y artículos que ha escrito.