Cultural

Aposonga


— Fernando Silva —

De una visita gentil que recibí hace pocos días aquí en mi casa, de parte de mis buenos e ilustres amigos rivenses, doctor Ramón Valdez Jiménez y los Licenciados Sergio Espinoza y Bony Borges, resultó que en la conversación me dijera el doctor Valdez que él guardaba la hipótesis que el nombre primitivo del departamento de Rivas pudiera ser el de “APOSONGA”; además de los nombres de Rivas. después de la Colonia: Pueblo de Rivas ; Valle de Nicaragua y Villa de la Purísima Concepción de Rivas. ;


Sobre esto que conversamos yo me quedé con la inquietud de investigar la cuestión de ese vocablo de “Aposonga”, para aclararme yo mismo sobre este interesante seńalamiento que me dijo el distinguido amigo, historiador y linguista, doctor Valdez Jiménez;


El mismo doctor Valdez no estaba seguro él, si el vocablo APOSONGA tenía un origen “mangue” o “nahualt”. ;


Después de revisar mis notas y otras fuentes he podido obtener los datos que enseguida apunto:;


=”APOSONGA- cauce por donde se precipitan a saltos los torrentes de aguas pluviales que bajan de las sierras de Quimichiapas y todo el suroeste de Managua...” “...La etimología del nombre: Atl, agua: pasoni, hervir: can. lugar: lo cual quiere decir, “lugar donde hierve el agua”. - Alfonso Valle. Interpretación de nombres geográficos indígenas de Nicaragua. Talleres Gráficos Pérez, 1944, pag. 16.;


Lo mismo lo repite Mántica, Carlos: - “cauce por donde se precipitan a saltos los torrentes de aguas pluviales...” = “lugar donde hierve el agua”. = . El habla Nicaragense, Iera.- edición, 1973.;


Se entiende que es una “toponimia” metafórica, desde luego, porque nunca el agua de la lluvia va ser agua hierviendo (?). Quieren dcir indudablemente que es agua agitada, alborotada, tal vez: corrientes que se precipitan en borbollones sobre las piedras.;


Además, lo que se refiere a “calentamiento”- caliente; cosa cliente, hirviendo”, Remí, pag. 681 lo pone como= tlatotoniliztli- tlatotonilli.- y Fray Alonso de Molina el término de Aposonga- Aposonallot- Apopoc(c con cedilla)- quillocti= espuma de agua- agua espumosa = alt- agua- poconalli- espumosa= agua espumosa. totoniliztli -calor del fuego caliente - (arde, quema) -fuego. Fray A.de M.= pág.305. ;


Entonces con lo dicho queda claro, primero, que el vocablo (TOPONIMIA), es nahualt, y que el estimado etimológico no es así..¿ de dónde sacarían eso de pasoni como hervir..? Si pasonalli- la “s” coresponde a “c” con cedilla, es espumoso.. revoltoso, en borbollones . Nosotros insistimos que no debe dejarse de considerar lo importante del aspecto interpretativo para tratar nuestros vocablos primigenios, principalmente en lo que se refiere a la letra de las toponimias y lo que quieren decir; aunque tampoco vamos a ir nosotros a pedir que se haga un procedimiento de identificación linguística solamente animados del interés vacío que resultaría andar desmenuzando raíces y letras de cualquier vocablos nuestro; más bien lo que conviene es hacer un poco aparte las “cabeceńas” y los refritos o copias, o repeticiones de lo que otros dicen equivocadamente, porque los errores se van quedando muy tranquilos allí adonde están, para después salir como datos ciertos. ;


Vale mucho hacer alguna discriminación con los vocablos que se registran como “toponimias” , ya que tenemos bien sabido que lo que se refiere a esos vocablos así como se los registra y se los nombra, al fijarnos en los caracteres de la geografía a la que cubren, nos dejan muchas dudas, las más de las veces, de tal manera que los mexicanos, empezando por Peńafiel, trasladaron los vocablos que concián registrados como nombre geográfico y los encararon con los - geroglíficos- de los códices, y así se pudieron corregir muchísimos errores de lo que se interpretaba mal en las etiquetas etimológicas de las toponimias. Tampoco debe despreciase lo que nos puede demostar el sentido común cuando no corresponde el nombre con la realidad de su naturaleza.;


Debemos de contar también con el contenido semántico de nuestros vocablos, porque sucede también que en nuestra geografía, los lugares nombrados - las toponimias- han sido sometidas a muchos accidentes en sus orígenes, por ejemplo, los nombres que antes existieron fueron modificados, acomodados o simplemente nombrados al gusto y manera de la otra lengua dominante, como pasó con algunos lugares “mangues” donde la lengua nahualt sobrepuso los caracteres de su propia lengua. Se podría preguntar si el nombre del lugar vino de adentro, o de afuera; si así se llamaba, o si le encaramaron ortro nombre. Así pasó con los nombres “mangues” en la makensa que los Nahualt trastocaron. Eso mismo pasó tambien cuando llegaron los Espańoles que ellos les pusieron a los lugares los nombres suyos y hasta llegaron a interpretarlos a su antojo, con el inconveniente que los espańoles no conocían bien las lenguas nuestras, salvo algunas excepciones, como los Frayles- ;


Ahora seguimos , APOSONGA no es una “corriente de agua hirviendo”, por muy metafórico que se quiera hacer su etimología. Está claro que es un lugar adonde se se forman los borbollones que forman las corrientes de agua de las lluvias entre las piedras; y que ese fenómeno puede verse en cualquier lado, ya sea en un camino, un barranco, un bajadero, etc.. por lo que esas correntadas de las lluvias en borbollones, también pudo verse en Rivas, y en algún momento se dio el fenómeno como una característica del territorio y es posible que se llamara así: APOSONGA- “lugar adonde las agua de lluvia corren en borbollones entre las piedras.”. Siendo ese, primitavente el nombre de Rivas, como me decía el doctor Valdez Jiménez. ;


En Fray Alonso de Molina, Vocabulario 1576 - facsímil Mx. 1944 “APOSONA - apo - con ( c con cedilla-(s)+ ga- = “ espuma de agua, borbollón de agua”.;


En referencia a los otros nombres habrá que decir lo siguiente: “lo que hoy es ciudad de Rivas, al tiempo de su erección fue de la Villa de la Purísima Concepción de Rivas de Nicaragua. Su asentamiento, que estuvo constituido por el Acta de Fijación de sus ejidos se efectuó el 19 de octubre de 1717 con presencia y bajo la autoridad del Gobernador de la Provincia en Nicaragua don Sebastián Arancibia Ysase, y dos días después el 21 de dicho mes, se efectuó la primera elección de sus oficios de República. Este acto de erección fue sancionado por el gobernador general del reino de Gautemala don Francisco Rodríguez de Rivas el 29 de mayo de 1720, del que, como es bien sabido, su apellido Rivas, en homenaje suyo entró en la composición del nombre de la nueva comunidad. (AGI. Guatemala 535). vid, supra, n. 43.- Carlos Molina Arguello.- “ Los Escudos de Armas”. ;


El valle de Nicaragua se refirió a la parte de Rivas adonde se hacía el cultivo del cacao y el término de pueblo de Nicaragua se le dio al lugar de San Jorge, siendo toda la circunscripción del departamento de Rivas desde un principio como “La Provincia de Nicaragua” ; de tal manera que la forma correcta sería al escribir un encabezado referido al departamento de Rivas, que debería escribirse: RIVAS -( Provincia de Nicaragua).;


Copio en seguida otro nombre que también los espańoles en el siglo XVIII le dieron a Rivas.;