Cultural

ORACION


— —

ĄSeńor, son tan nińos los hombres;


que habrá que perdonarlos!;


La paz era una muńeca de porcelana;


que rompieron;


para jugar con cańones;


y aeroplanos;


y submarinos;


y tanques.;


Era un juego la paz;


y la guerra es otro juego.;


Ya se harán otra vez otra muńeca;


cuando se cansen de esto.;


;


Poema de SALOMON DE LA SELVA;