Cultural

Poema de Octavio Robleto


— —

Migraciones sorpresivas de la muerte;


;
Avanza la muerte con su bastón de fémur;


a recorrer los tres vértices del triángulo:;


de Chinandega a Prinzapolka;


de aquí a San Juan de Nicaragua;


y sube nuevamente a Cosigüina.;


;


Sus cuencas ven de noche, igual que ven de día;


y con su ńata;


olfatea todo el territorio;


y conoce todos los caminos;


lo mismo que recorre todas las carreteras.;


;
Por los lagos cruza a nado.;


Se bańa en las lagunas;


y en los balnearios del Atlántico y el Pacífico;


se mece en el oleaje;


y sus huesos no se enserran.;


;
Cruza cordilleras y montańas,;


monta a caballo;


y también viaja en automóviles;;


es lenta en lodazales;


y ágil en el asfalto.;


;
Esta es la muerte que conozco;


y también conoce mi vecino.;


;
La esperamos cada día;


pero ella no se anuncia;


y sin tarjeta de visita;


y sin ramo de flores;


se aparece cuando menos se espera.-;