Contacto END

Confirman denuncia de pobladores de San Judas

* Técnicos del Minsa y de Enacal constatan, excavan y toman muestras * Reabastecen con pipas mientras evalúan a los enfermos

Técnicos del Ministerio de Salud, Minsa, y de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, confirmaron ayer lunes, la denuncia de los vecinos de un sector del barrio ´San Judas´, donde el servicio de agua potable ha mandado a muchos al hospital por la pésima calidad del líquido que sale de los grifos.
Francisca Jarquín, pobladora del barrio, dijo que varias cuadrillas de Enacal llegaron ayer, excavaron y realizaron varias inspecciones a la tubería. “Abrieron un hueco y después lo dejaron cubierto de tierra, cambiaron algunos de los tubos y tomaron muestra del agua para verificarla. Dicen que van a dar un veredicto de eso”, refirió la señora. Jarquín indicó que trabajadores del Minsa también se presentaron a la zona y evaluaron a varias personas que tienen síntomas de enfermedades. “Igual que los de Enacal, se llevaron pruebas del agua y dijeron que nos van a avisar cuando estén los resultados”, agregó.

Dolor de estómago, vómito y diarrea
El problema se ubica de la esquina noroeste del mercado de “San Judas” dos cuadras al oeste, donde unos diez pobladores este fin de semana resultaron enfermos por consumir el líquido que sale del grifo de sus viviendas con color oscuro y un olor desagradable. Algunos reportaron dolor de estómago, vómito y diarrea.
Jarquín agradeció a los directivos de Enacal, porque ayer les enviaron a los pobladores una cisterna para reabastecerlos. “Por lo menos hoy vinieron con una pipa de agua de Enacal y así recogimos agua, porque nosotros ya no estamos tomando de la “paja” porque está terrible el color y el hedor”, mencionó.
Los vecinos aseguran que esta situación ha afectado principalmente a niños y ancianos. “Aquí los niños fueron los primeros en presentar los síntomas, pero ahora hasta nosotros estamos enfermos. Por ejemplo, yo estuve tres días con una diarrea imparable, y lo peor es que el Centro de Salud de aquí (San Judas), estaba lleno de casos similares”, argumentó la señora.

ALMA limpia
Dijo que todos los pobladores esperan una pronta solución a este problema, ya que pensaban que se trataba de un basurero improvisado que estaba en una esquina cercana al sector afectado, pero ayer lo descartaron.
“Nosotros pensábamos que el problema provenía de ese basurero por el terrible hedor que producía y, además, hoy (ayer) vinieron los de la Alcaldía y recogieron toda la basura que había”, dijo Jarquín.
Señaló que las cuadrillas de Enacal excavaron para sacar agua de la tubería “pero todavía este problema no está resuelto, y al parecer está largo de componerse; lo peor es que los más afectados somos nosotros”, explicó.
Maritza Tellería, divulgadora de Enacal, dijo que los técnicos de la empresa están realizando inspecciones en el lugar, y que las muestras tomadas serán la prueba para evaluar y corregir lo sucedido.