Contacto END

Energía termosolar como otra alternativa

* La nueva propuesta de energía renovable también es de alto presupuesto, como todos los proyectos en su novedad * Futuros ingenieros exploran viabilidad con España y la exponen como alternativa de aprovechamiento en nuestro suelo

La energía termosolar es una nueva técnica para generar energía, la cual es implementada en países europeos como España. Es una iniciativa de ahorro y uso de energía renovable, impulsada en Nicaragua por un grupo de estudiantes de la sede Estelí de la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI.
Se trata del aprovechamiento de la energía del Sol para producir calor. Se puede emplear para cocinar alimentos o para la producción de agua caliente o calefacción. También para la producción de energía mecánica y, a partir de ella, generar energía eléctrica, explica Rosarminda Rodríguez Lira, coordinadora del proyecto de aplicación de la energía termosolar.
El proyecto es un protocolo de método de energía para que se implemente en nuestro país. “Este proyecto es pensando en cómo salvar un poco las necesidades de energía que existen en Nicaragua”, dijo Rodríguez.
Para hacer funcionar este sistema y generar energía se trabaja con un colector, dijo Rodríguez Lira, “es como un panel, que se puede hacer casero con dos láminas de vidrio que formen un triángulo abierto y se forran con un aluminio adhesivo, el cual funciona como un reflector o como una lupa”.

¿Cómo nace la idea?
La idea de implementar esta estrategia nace de una petición de su profesor de Tecnología y Medio Ambiente, para ser expuesta en un proyecto en la XIV Feria de Energía Renovable y Vida Sostenible que se celebró en la UNI. “Comenzamos a investigar y a buscar una idea innovadora que no se hubiera presentado, y mucho menos que estuviera en funcionamiento”, indicó.
Para Rodríguez, su ejemplo a seguir fue la Planta de Alvarado, ubicada en España, uno de los países pioneros en la materia de energía termosolar. Este plantel genera 50 megavatios y se extiende en una superficie de 130 hectáreas, equivalentes de unos 170 campos de fútbol, manifestó.
La inversión de los españoles para crear y estabilizar una planta así, fue de 236 millones de euros, que son unos 590 millones de dólares, pero con ella abastecen a 28 mil hogares, según el sitio web oficial de la planta.
La central de esta planta se concluyó en febrero de 2008. Estas instalaciones disponen de 180 mil 320 espejos que concentran la irradiación solar en un solo punto, y 768 colectores solares por los que circula un fluido que se calienta a 400 grados centígrados, para producir electricidad al mover la turbina. “Se mueve gracias al vapor del agua que se produce”, agregó.

El prototipo
El proyecto de energía termosolar es un plan que los estudiantes quieren poner en funcionamiento en poco tiempo, ya que en “la idea se hará realidad”, prometió Rodríguez Lira.
Cuando elaboraron el prototipo para la feria fue un trabajo acelerado. “Hicimos mucha investigación en poco tiempo. Hicimos una valoración, descubrimos nuevas ideas, pero la que más nos pareció fue la de energía termosolar, porque es algo donde los recursos en nuestro país sobran y con los cuales se puede explotar este valor. El Sol es muy fuerte y provoca que este sistema sea factible”, agregó.
La coordinación y disciplina fueron piezas claves para la realización del prototipo, que les llevo unos 15 días en culminarlo. “Lo hicimos rápido, pero íbamos viendo cada minúsculo detalle del trabajo, porque es una de las tecnologías que no se usan en Nicaragua”, apuntó.
Los jóvenes emprendedores buscaron asesoría, pero descubrieron que muy pocos conocen sobre este tipo de energía, aunque muchos se mostraron interesados por la novedad del proyecto. “Preguntamos mucho sobre el tema, pero casi nadie sabía al respecto, por lo que tuvimos que investigar más”, detalló.

El proyecto
Los jóvenes están esperando el respaldo de instituciones estatales y privadas para comenzar a implementar esta iniciativa en nuestro país. En países de Europa y en Estados Unidos es sólo utilizada con fines de calentamiento del agua en las duchas de baño, pero se encuentran en evaluación para la generación de electricidad.
Esta electricidad se genera gracias al movimiento de un generador, que convierte la energía mecánica en electricidad, lo que se logra haciendo girar rápidamente un electroimán dentro de una bobina. “Mientras mayor sean el electroimán y la bobina, mayor será la electricidad generada”, explicó la joven.
“Es un método muy caro”, argumentó, “cuesta un mil 500 euros, algo que se no es un precio accesible a todo el público. Se enfatiza en el sector empresarial, para que se vengan a cubrir las demandas de energía de las empresas nicaragüense, pero más que todo en las pequeñas”.
Rodríguez dice que debido a que este sistema trabaja netamente con los rayos del Sol, tiene que estar en contacto con el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, para ver las temperaturas de cada punto del país.
También cuando estamos en temporada de invierno se guarda una cantidad de calor generado en el verano. Se almacena en tanques de un material especial que después pueden ser reutilizados sin ningún problema.
Refirió que Nicaragua tiene las condiciones propicias para echar a andar este proyecto, sobre todo en la región del Pacífico, “por el radiante Sol de casi todos los días, y más con los materiales, como los espejos esféricos para que el Sol dé en un mismo lugar”.
Los materiales para que este proyecto comience a funcionar son todos importados, por lo que el precio es alto. “Nosotros vamos a comenzar a inventar cómo sustituir la materia prima y hacerla con productos nicas”, precisó.

Buscan contacto
El equipo de estudiantes ha comenzando a enviar correos a la empresa española Planta Alvarado, porque consideran que necesitan ser apoyados por alguna institución, pero que todavía no han recibido repuesta de parte de la generadora, mucho menos apoyo de instituciones nacionales. “Queremos que la Planta Alvarado nos apoye, para que comencemos a funcionar en nuestro país”, recalcó.
Rodríguez espera que las empresas privadas o estatales busquen otras opciones de energías renovables y no las existentes, para que haya alternativas y mayor tecnología con ayuda internacional o mediante convenios con otros países.
“Esperamos mejorar nuestro proyecto en los siguientes meses, ya que nos falta mucho por realizar, además estamos esperando la repuesta de la empresa española”, indicó la joven.

Empresas establecidas
Existen empresas españolas y estadounidenses que han desarrollado esta tecnología de generar vapor con energía solar, y aprovechar este contenido gaseoso para generar energía mediante torres o canal de concentración.
Los estudiantes planean que la energía termosolar puede cubrir la cuarta parte de la demanda mundial de electricidad en 2050. Un informe elaborado por especialistas de Greenpeace y de la Asociación Europea de la Energía Solar Termoeléctrica (Estela), y el Programa Solar Paces, de la Agencia Internacional de Energía, destaca cómo la energía solar térmica de concentración (ESTC) podría llegar a cubrir el siete por ciento de la demanda eléctrica mundial en 2030 y más de la cuarta parte para 2050.
“La energía termosolar es la nueva gran protagonista de la revolución energética. Primero fue la eólica, después la fotovoltaica, y ahora las centrales solares termoeléctricas ya están aquí para producir a gran escala y a todas horas electricidad renovable, limpia, autóctona y con garantía de suministro”, destaca en dicho informe el señor José Luis García Ortega, responsable de la campaña de Cambio Climático y Energía de Greenpeace.
Esta tecnología, según el documento, es clave en la lucha contra el cambio climático. Gracias a ella se podrían ahorrar cuatro mil 700 millones de toneladas de Óxido de Carbono al año para 2050, es decir, un 20 por ciento de todas las emisiones que hay que reducir en el sector energético para salvar el clima.

Sistema de generación de energía termosolar
El diseño del sistema de generación de energía termosolar trabaja con paneles, que pasan la radiación solar a una pequeña turbina, que conserva los gases o vapor para procesarlos y enviarlos a través de tubos a otra pequeña turbina. El gas termina en una planta que la convierte en electricidad, la que pasa al generador principal que transporta el suministro.