Contacto END

Fenosa confirma nuevos cobros aprobados por INE


Oliver Gómez

El uno por ciento de los clientes que solicitan un nuevo servicio de energía eléctrica son los que asumen el cobro adicional para crear las condiciones técnicas en el lugar, según los directivos de Unión Fenosa, quienes sustentan dicho monto en normas de seguridad que deben cumplir los locales y las nuevas disposiciones aprobadas por el Instituto Nicaragüense de Electricidad (INE).
“Esto lo determina una inspección realizada por un ingeniero eléctrico designado por la empresa al momento de recibir la solicitud”, dijo Jorge Katín, Gerente del Departamento de Comunicación de Fenosa, quien subrayó que la seguridad debe estar “ante todo” y jamás se aplican los dos cobros sino uno solo.
Se trata de los dos montos que el INE autorizó cobrar a los clientes de Fenosa cuando no haya condiciones técnicas para instalar un nuevo servicio, un monto que servirá para crearlas. El postecillo elevador tiene un valor de 31 dólares y el poste para acometida cuesta 52 dólares con 90 centavos. “No se deben de sumar, pues es uno o el otro”, afirmó Katín.
Dice que la Normativa del Servicio Eléctrico contempla las obligaciones de la empresa ante un cliente que solicita un servicio nuevo, pero también las responsabilidades de este cliente. “La mas relevante es que deben estar creadas las condiciones para la instalación segura del servicio. Es decir que no representen peligro, ni para el cliente ni para  terceros”, apuntó.
Por esta razón es que la empresa envía un ingeniero o inspector, según Katín, quien se basa en la normativa y emite un dictamen donde determina que la instalación del servicio solicitado no representa peligro y brinda calidad al cliente, en caso contrario, piden crear esas condiciones cobrando el monto señalado.
“La verdad es que de cada un mil solicitudes quizás unas diez presentan dictámenes de falta de condiciones. El año pasado se atendieron 27 mil nuevas solicitudes y menos de 200 presentaron dictámenes técnicas que ameritaban crear condiciones”, señaló, al detallar que se trata de un 0.74 por ciento.
Subrayó que “la primera opción que se le pide el cliente es que él lo instale por su cuenta”, asumiendo el costo del perlín o el postecillo de concreto, así como la soldadura y el costo de mano de obra de una persona que contrate.
La segunda opción es sugerirle al cliente este cobro, el cual, una vez aprobado, la cuadrilla procede de inmediato a crear las condiciones e instalar el servicio. Katín dice que este monto es cobrado en seis las seis facturas siguientes por el servicio, en partes iguales.