Contacto END

Unos pocos encarecen precios de combustibles

* ¿Cuánto les queda y cuanto pagan en pesos y centavos al vender un litro de combustible?

Oliver Gómez

Un pequeño grupo de dueños de gasolineras capitalinas son los responsables de “estirar” las alzas y “encoger” las bajas que se aplican a los precios de los combustibles los fines de semana, según concesionarios del mismo sector, quienes recomendaron revisar el informe que publicó ayer el ente regulador para ubicarlos.
Marvin Pomares, director del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec), dijo que ya quedó demostrado que son unos pocos los que “juegan” con los precios liberados de los hidrocarburos, y deberían aclarar en detalle a qué se debe esta situación ya que, en caso contrario, recibirán una protesta en sus estaciones.
Pomares sustenta su advertencia en que los dueños de gasolineras con los precios más caros son los que prefieren guardar silencio, y en eso cuentan con los directivos de la Asociación Nicaragüense de Distribuidores de Productos de Petróleo y sus Derivados (Andipet), que también evaden el tema.

“No somos todos”
Y es que dos concesionarios de gasolineras capitalinas ayer indicaron que es injusto que se señale a todos los concesionarios o dueños de gasolineras por igual, especialmente en el caso de los departamentos, donde el problema es mayor y ni siquiera se lleva un monitoreo de precios como en Managua.
Ambos pidieron guardar su identidad por temor a represalias comerciales, pero sostuvieron que “no es justo que paguen justos por pecadores cuando en este río revuelto sólo hay ganancias de pescadores”, ya que son unos pocos los que sacan ventajas.
Explicaron que en dichas estaciones la semana anterior ya se estuvo vendiendo a un precio que llevaba un margen de ganancias, y resulta ridículo que cuando el precio aumenta, quieran aumentar más sus utilidades porque afectan a todo el sector.
“Como esta gente ya estuvo vendiendo con un margen de ganancia suficiente la semana pasada, la idea es que el concesionario sólo aplique el aumento que le recetaron a él en el precio por litro de esta semana, conservando su margen de ganancia anterior. Eso no genera pérdidas y no estira el alza, pero aquí hay muchos que se quieren hacer ricos con una gasolinera y después pagamos todos por igual”, dijo uno de ellos.

Justificaciones
El otro explicó que cada gasolinera utiliza el modelo de administración que impone su propio dueño, en el que justifican este comportamiento aunque cumplan con las obligaciones de la franquicia de marca.
“En el sector todos nos conocemos y ya hemos escuchado esas justificaciones en algunas reuniones”, señaló, al mencionar entre ellas un aumento en el Impuesto Selectivo de Consumo (ISC), un alza en el servicio de transporte del combustible que ofrecen los distribuidores y el cumplimiento del salario mínimo que les revisa el Ministerio del Trabajo.
Agregó entre las excusas el hecho de que ahora pagan un monto mayor en las facturas de Unión Fenosa y de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), además del pago al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) y el Instituto Nicaragüense de Energía (INE).
“Son muchos factores pero siempre resaltan los aumentos en sus costos operativos”, agregaron ambos, quienes recomendaron revisar el Monitoreo de Precios de los Combustibles que publicó ayer la Dirección General de Hidrocarburos del INE, para precisar de quienes se trata entre las 75 estaciones evaluadas.
En dicho informe el INE señala que el alza en los combustibles el domingo pasado osciló entre 1.94 y hasta 3.79 por ciento, en dependencia de cada hidrocarburo y con respecto a la semana anterior.
Las fuentes explicaron que los precios promedio informados reflejan el comportamiento general de los concesionarios, que siempre la tendencia es a la baja, pero un pequeño grupo se encarga de estirar los precios máximos sin una justificación real.

Los precios actuales
A manera de ejemplo, ahora el litro de gasolina súper se vende en Managua a un promedio de 22 córdobas con 95 centavos, aunque se puede adquirir más barato en la estación Petronic de la Cooperativa Unitarios, donde se ofrece en 22 córdobas con 10 centavos. El precio más caro (C$ 23.50) lo tiene la gasolinera Texaco Budget.
La gasolina regular se vende cada litro en 22 córdobas con dos centavos en promedio, pero está más barato (C$ 21.31) en la Esso Linda Vista. Este mismo volumen lo vende en 22 córdobas con 89 centavos la Esso Las Colinas.
El litro de diesel se vende en un promedio capitalino de 19 córdobas con 38 centavos, aunque se obtiene más barato en la estación Esso Centro Comercial, donde se oferta en 18.21 córdobas. La Texaco Ticomo lo vende hasta en 19.89 córdobas.
El precio más alto para el litro de kerosén lo tiene la Esso Altagracia, que lo vende en 22 córdobas con 49 centavos, mientras la Texaco Xolotlán ofrece el más bajo: 20.55 córdobas. El promedio ahora es de 21 córdobas con 10 centavos.
Pomares considera que los dueños de gasolineras deben aclarar cuánto les queda en pesos y centavos al vender cada litro de combustible, además de reflejar el monto que pagan en impuestos y costos operativos. “Además, este tema no debe ser llevado a la Asamblea Nacional, porque siempre lo engavetan y nunca resuelven nada”, señaló.