Contacto END

Pide indemnización por negligencia de fiscales


Silvia Hernández

Desde hace más de un año, Róger Orozco Rugama, de 72 años, demanda justicia a favor de su hijo, Ever Adrián Orozco Peralta, para que le retribuyan los daños y perjuicios ocasionados por el Ministerio Público, tras sufrir lesiones en el cráneo por tres personas conocidas.
“Resulta que el 29 de enero de 2008, Ever Adrián fue lesionado por tres sujetos, y el caso fue denunciado en la Delegación Cinco de la Policía Nacional bajo el expediente número 0551-18. Posteriormente fue remitido a la delegación de la Fiscalía del mismo distrito, a cargo de la doctora Verónica Nieto, quien abrió expediente 911-245-08. A esta delegación me presenté infinidad de veces, e hice llamadas telefónicas para saber el avance del proceso, pero se me negó el acceso a la información. Más tarde se me comunicó que el expediente lo manejaba Edwin López, quien tampoco quiso atenderlo”, expresó en su denuncia el señor Orozco.
“Esto lo hice del conocimiento del doctor Julio Centeno Gómez, Fiscal General de la República, debido a que el 14 de julio de 2008, el juez Séptimo Local Penal rechazó la acusación, porque supuestamente estaba mal formulada y mal sustentada por los funcionarios de la Fiscalía, por lo que fue citado a nueva audiencia para el 17 del mismo mes, y el juez de la causa mandó a archivar el expediente (registrado bajo asunto número 004961-ORM1-2008-pn) por ser inconsistente el intercambio de pruebas”, agregó.
Sin embargo, “el 23 de septiembre de 2009, llegó a mi casa una cédula judicial donde el juez séptimo local penal sobresee a los acusados. Lo cual demuestra la negligencia de los fiscales a cargo del caso”, señaló Orozco.
Según Orozco, representante de su hijo, Ever Adrián, lo que más le indigna es la respuesta que recibió de la asistente ejecutiva del Fiscal General de la Republica, Blanca Isabel Salgado Jarquín, quien expresó que “en el caso particular referido del análisis del expediente fiscal MP 911.245-08JL, que contiene las negligencias en las cuales se acusó a los presuntos autores de las lesiones que sufrió su hijo, se desprende que la actuación fiscal fue apegada a la legalidad, objetividad y a los requisitos que exige el Código Procesal Penal”.
Róger Medardo Orozco Rugama pide y exige al Ministerio Público la indemnización por los gastos incurridos, así como los daños y perjuicios causados por los fiscales encargados, tanto a la víctima (su hijo) como a su persona, que considera ascienden a 8 mil 500 córdobas, para que honren el lema que pregonan: “Al lado de la víctima, estamos por la justicia”, la cual, según el desconsolado denunciante, no encuentra por ningún lado.