Contacto END

Cierre de gasolinera Shell duró 24 horas

* INE multó, cerró surtidores y después los abrió, en un proceso de inspección regular de las estaciones * Gerente de transnacional reconoce que hubo falla en los equipos, “pero ya fueron superadas”

Oliver Gómez

Los propietarios de la estación Shell 27 de Mayo calibraron sus bombas, y en menos de 24 horas estaban operando nuevamente, luego de ser multados el lunes por el Instituto Nicaragüense de Energía, INE. Mauricio Aranda, Gerente General de Shell de Nicaragua S.A., ayer reconoció que esta concesionaria estaba entregando menos combustible de lo debido a sus consumidores y explicó el proceso de ajuste de estos equipos.
Aranda aclaró que, efectivamente, se estaba entregando hasta 48 por ciento menos de un litro de combustible, pero en base a un cálculo de llenado de 19 litros exactos. “Esos 480 mililitros (48% de un litro) hacían falta al medir el volumen de los 19 litros, y no cuando se despachaba un sólo litro”, señaló.
De acuerdo con este cálculo, Aranda reconoce que por cada litro comprado en esa gasolinera se despachaban 25 mililitros menos (0.025% de un litro), en lugar de los 480 mencionados.
Precisó que en el caso de esta gasolinera “hubo una falla”, pero todas las estaciones Shell son sometidas a una prueba de calibración cada tres meses, para garantizar que el consumidor reciba exactamente el volumen por el que paga.
Para brindarle mantenimiento a todos los surtidores (bombas) de las estaciones Shell del país, explicó que esta petrolera contrató a la firma Equipos y Accesorios S.A. (Equipsa), cuyos técnicos además calibran las mismas en un proceso igual al que utiliza el INE.
El máximo ejecutivo de esta petrolera ayer explicó cada detalle en la estación Shell El Periodista. “La prueba se hace en base a 19 litros porque ese volumen es la capacidad del Serafín (recipiente), que se utiliza en esta medición”, dijo.
Con la bomba que se pretende evaluar, se derraman los 19 litros de combustible sobre este recipiente especial que tiene una medida de volumen exacta, el cual es revisado y certificado por el INE previamente.
Explicó que el ente regulador en esta prueba les permite un margen de error del cuatro por ciento. Es decir, que al despachar gasolina o diesel, INE autoriza que las estaciones pueden entregar hasta 96 mililitros de menos o de más, por cada compra de 19 litros.
Los técnicos de Equipsa ayer realizaron dos pruebas con diesel en presencia de EL NUEVO DIARIO, despachando con el flujo lento y rápido de la bomba.
En ambos casos se despachó 338 córdobas con 77 centavos (19 litros), y las dos veces la medición presentó menos dos por ciento (48 mililitros menos), lo que está en los niveles permisibles del INE, según Aranda.