Contacto END

INE despacha multas para Shell y Zeta Gas

*Gasolinera 27 de Mayo vendía un litro, pero entregaba hasta 48% menos combustible *Plantel de gas licuado incumplía normas de seguridad en el llenado de los cilindros

Oliver Gómez

Dos multas notificaron ayer los directivos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE). Una fue para los propietarios de la Shell 27 de Mayo, por cobrar el litro de combustible y despachar casi la mitad. La otra la recibieron los ejecutivos de Zeta Gas, por incumplir las medidas contra incendios en el llenado de los tanques de gas licuado.
David Lara, responsable de la Dirección de Calidad, Control y Peso del Gas Licuado del INE, ayer confirmó la queja de varios dueños de vehículos que reclamaban por recibir menos volumen de combustible del que pagaban en las gasolineras.
“En uno de los surtidores se encontró que despachaban casi medio litro menos, 480 mililitros menos de lo que debían servir por un litro de combustible”, dijo Lara, al referirse a una bomba de diesel, gasolina regular y gasolina súper ubicada en la Estación Shell 27 de Mayo, adonde fueron clausuradas dos surtidoras por el mismo caso.
En el otro surtidor se despachaba diez por ciento menos de un litro. “Cobraban un litro, pero despachaban unos 100 mililitros menos”, dijo Lara, quien ayer procedió a notificar la multa, sellar las pistolas de despacho y clausurar la venta en esa isla de bombas de esta gasolinera.
Los bomberos de la estación se mostraron sorprendidos y ante la ausencia de los propietarios, solamente recibieron el documento y siguieron despachando con las otras dos bombas de la gasolinera.
El funcionario dijo desconocer el monto exacto de la multa, pues se deben determinar las ventas brutas que registró esta gasolinera en los últimos tres meses, a lo cual se le aplicará una sanción del uno por ciento.
“Estos surtidores estaban fuera de calibración y la Normativa dice que hay que sacarlos de operación, hay que aislarlos y calibrarlos primero, antes de abrirlos nuevamente”, señaló Lara, quien reveló que se trata de un caso de reincidencia.
Explicó que en junio pasado los dueños de esta gasolinera recibieron una amonestación y posterior multa de 11 mil 300 córdobas, “por encontrarse despachando menos volumen en otro surtidor, el que ahora está bueno y con el que están trabajando”, dijo.
Recomendó que al momento de comprar combustible en las gasolineras, los consumidores revisen que el precio reflejado en la pizarra es el mismo que tiene la bomba. Además, aclaró que es obligación del despachador o bombero avisar al cliente que el marcador de la bomba está en cero, antes de abrir la llave.
Minutos antes, Lara había notificado la primera multa en el plantel de llenado de Zeta Gas, y calificó de “importante” la inversión que hizo esta empresa en la instalación de un nuevo sistema contra incendios y la calibración exacta en el llenado de los tanques de gas licuado.
Precisó que en la última semana de agosto realizaron una inspección a este plantel y verificaron la existencia de este nuevo sistema, que incluye un tanque de almacenamiento de agua para 50 mil galones, tubería y rociado del líquido para controlar rápido un conato de incendio.
“Tenían instalado todo el sistema para bañar la planta rápidamente en caso de incendio, pero no tenían la bomba para garantizar que el agua suba a este sistema, pues no había presión y ellos se comprometieron a comprar la bomba, incluso, en una segunda inspección el tres de septiembre lo prometieron, pero jamás cumplieron”, dijo Lara.
Por esta razón, Zeta Gas también recibió la sanción pecuniaria del uno por ciento sobre sus ventas totales de los últimos tres meses. Las dos firmas sancionadas ahora tienen ocho días para apelar la multa aportando pruebas de sus argumentos, y el INE les debe responder a más tardar en 15 días, según la Normativa.