Contacto END

Denuncia que compró carro nuevo, pero salió “fallado”


Nery García

La tranquilidad de haber comprado un carro nuevo le duró muy poco a don Ernesto Castillo, quien ahora se queja de un vehículo Nissan Almera, año 2007, que le vendió el Grupo Q Nicaragua, S.A. “Fue reparado en cuatro ocasiones después de dar múltiples problemas. Ahora que pido que me devuelvan los 17 mil 500 dólares que pagué, me dicen que no se puede”, denunció.
Castillo relató que el vehículo lo adquirió el 11 de octubre pasado en las instalaciones del Grupo Q, en el Complejo Automotriz Managua, ubicado en el kilómetro cuatro de la Carretera Norte. “Después de pagarlo me dijeron que me lo entregarían a los días, y no tuve inconvenientes”, refirió el denunciante.
Cuando llegó por su automotor, Ramón Serrano, Gerente de Ventas de la empresa, le dijo: “No te lo podemos dar porque tiene un problema en el bumper. Es un rayón, lo vamos a reparar y después te lo damos”, comentó Castillo, quien aseguró que a pesar de dichas explicaciones, accedió a la espera.
Sin embargo, según Castillo, el problema surgió al fijarse que el espejo retrovisor lateral izquierdo estaba en malas condiciones, por lo que regresó a la compañía y le hicieron las reparaciones pertinentes.
“Después, resulta que la puerta derecha de atrás del carro se abría sola. Regresé nuevamente y me dijeron: ‘No te preocupés, a los dos días te lo damos, debe ser algún problemita’”, comentó Castillo.
El problema continuó y “la puerta se siguió abriendo, incluso una vez que mi hija venía conmigo”, se quejó el ciudadano. Explicó que la puerta se abrió por cuarta vez, después que supuestamente se la habían reparado en dicha empresa, y decidió decirle al Gerente de Ventas: “Ya no quiero nada con ustedes, aquí está este carro, regrésenme mis reales porque te pagué por un carro nuevo”.
Serrano respondió: “O lo agarrás o lo agarrás, porque nuestro negocio es, además de vender carros, que también los traigan al taller, porque de todos modos no te vamos a dar los reales”, recordó el denunciante.
Es por eso que Castillo tomó la decisión de denunciar este caso, “pues además de que no he recibido el carro por el que pagué, me hacen perder tiempo y gastar dinero en taxis, y encima de eso después que te venden el producto no te dan un trato cortés”.
EL NUEVO DIARIO se comunicó el lunes con Ramón Serrano, Gerente de Ventas del Grupo Q, quien señaló que se encontraba en una reunión, pero que después llamaría para darnos su versión sobre la denuncia de Castillo. Hasta el momento lo seguimos esperando.