Contacto END

Enacal inundada de pérdidas

* Inundaciones en Occidente han dejado graves daños en pozos y tuberías, vaciando toda la bodega de repuestos disponibles

Edgard Barberena

Pérdidas que suman unos 200 mil dólares dejaron las lluvias a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), ya que una gran cantidad de equipos e incontables metros de infraestructura que llevan el agua potable a las poblaciones del occidente y del centro del país, “resultaron destruidas por las inundaciones”, dijo ayer la titular de esa empresa, Ruth Selma Herrera.
Expresó que los casi 50 días continuos de lluvias obligaron a la empresa a quitar los equipos, como en el caso de Chinandega, para preservarlos, y luego volverlos a instalar, “pero hay sitios donde no logramos entrar porque había serios problemas con los caminos y los equipos de bombeo, y los motores se dañaron”.
Precisó que en Managua colapsaron los equipos de tres pozos ubicados en las zonas de Ticuantepe y Las Mercedes, y hay situaciones en que se inundó el panel de arranque de los pozos, lo que obligó a desarmar, limpiar esos motores, y, en algunos casos, cambiar repuestos.
En el caso de Matagalpa y Jinotega, donde la distribución del agua potable no es administrada por completo por Enacal, se registraron afectaciones en los puntos de captación de agua, tanto en la parte de la cuenca de San Francisco, en Molino Norte, como en parte de la ciudad, donde todavía no se ha restablecido el servicio porque hay que cambiar tuberías.
Igual ocurrió en Rivas, donde por exceso de humedad y desniveles en las cargas de energía eléctrica, “perdimos equipos, por lo que sentimos que éstos han sido gastos adicionales, ya no digamos la cantidad de esfuerzos sobre el traslado de los equipos, lo que implica combustibles y viáticos”, agregó la funcionaria.
En Chinandega, Enacal ha tenido problemas para entrar a reparar equipos de bombeos en zonas como el Pozo de la Mora, Villanueva, Dulce Nombre, Somotillo, Posoltega y Los Zarzales. “Aquí tenemos motores quemados y circuitos caídos.
Los motores hay que comprarlos fuera del país, porque en el mercado nacional no se encuentran esos productos”, precisó.
Con respecto a la emergencia provocada por el huracán Félix, dijo que Enacal tuvo que trasladar a Bilwi cinco potabilizadores, achicadoras de pozos, materiales de limpieza para desinfectar pozos, dinero para contratar cisternas en la zona donde llevaron el agua, y rehabilitar la planta que tenía reservados 400 mil galones de agua.
Aclaró que las pérdidas andan por los 100 mil dólares, sin incluir los imprevistos que han ido saliendo donde se ha destruido totalmente los pozos, lo que viene a convertirse en “mucho dinero para Enacal”.
Explicó que esto es mucha plata, “porque vamos al bote y al meado, porque Enacal tiene que pagar mensualmente una planilla de 20 millones de córdobas.
A esto hay que agregarle los gastos operativos como el combustible, las comunicaciones, y los gastos administrativos, más unos 50 millones de córdobas al mes en energía”.
Aclaró que Enacal también es víctima de Unión Fenosa, “porque nosotros todos los meses pagamos una factura mayor, a pesar de la disposición legal de que la empresa puede comprar la energía directamente a las generadoras. Esto lo estamos haciendo en la medida de que las generadoras disponen de energía, pero ha sido un porcentaje bajo lo que nos ha podido brindar Hidrogesa”.
“Cuando no podemos comprar la cantidad necesaria de energía a Hidrogesa, tenemos que ir a comprar al mercado de ocasión, donde a uno lo ’revientan’, y nosotros no podemos salirle a decir a la población que no le podemos dar agua por falta de energía eléctrica”, dijo la presidenta de Enacal, quien aseguró que este gasto colapsa a la empresa.
Enacal mensualmente debería recibir de los usuarios unos 80 millones de córdobas, “sin embargo, la colecta está por los 55 millones de córdobas, lo que da para pagar la planilla, energía, un poco de mantenimiento y el pasivo con los proveedores.
La empresa para poder funcionar más o menos, debería recibir unos 100 millones de córdobas al mes”, estimó la funcionaria.