Contacto END

Miles sin agua, y otra vez el tubo de Enacal

T Corriente socavó y rompió tubería, y ahora peligra hasta el puente de la rotonda

Oliver Gómez

Los directivos de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), ayer informaron que por tercera vez las lluvias socavaron y rompieron el tubo de 16 pulgadas que garantiza el servicio de agua potable a miles de familias que habitan entre los semáforos de La Subasta y la entrada a Tipitapa, sobre Carretera Norte, adonde hoy será reestablecido el suministro.
Santos Martínez, de la Gerencia de Operaciones de Enacal, dijo que el servicio ayer fue suspendido a estas familias en horas de la mañana, porque el aguacero generó fuertes corrientes que socavaron y rompieron el tubo madre ubicado debajo del puente cercano a la rotonda de la Fuerza Aérea, cerca del Hotel Camino Real.
Explicó que esta vez la lluvia desmanteló los trabajos de revestimiento y protección que se habían realizado en dos ocasiones en la última semana de agosto pasado, cuando se presentaron emergencias similares que dejaron sin agua a los mismos pobladores.
Entre los sectores afectados mencionó el barrio “José Benito Escobar”, “Carlos Núñez”, “Camilo Chamorro”, “Bertha Díaz”, El Rodeo, La Bomba, El Pantanal, Monte Christi, 15 de Mayo, los asentamientos cercanos a la empresa Café Soluble, Reparto Amanda, Nueva Esperanza, Urbanización Casa Real, Unidad de Propósito, Residencial Las Mercedes, perímetro del Aeropuerto Internacional y Zona Franca Industrial Las Mercedes.
Martínez precisó que esta tubería madre se extiende de forma subterránea desde los semáforos de La Subasta hasta la entrada a Tipitapa, con el fin de llevar el servicio a todos estos barrios cercanos a Carretera Norte, sin embargo, en este punto ubicado en los predios de la Fuerza Aérea, queda al descubierto, pues cruza por debajo de un puente y sobre el cauce mencionado.
“Aquí es donde tenemos este problema por tercera vez, pues la fuerte corriente desmanteló los trabajos de protección y volvió a romper este tubo”, indicó el funcionario.
Subrayó que ayer Enacal esperaba iniciar nuevos trabajos de revestimiento y protección de esta tubería, pero la lluvia de la mañana suspendió las labores programadas y más tarde generó la emergencia.
“Se iba a instalar gaviones para proteger el tubo, pero no se pudo por la fuerte lluvia, pero ahora más bien estamos avocados a la emergencia”, refirió.
El funcionario recordó que por este cauce natural corren millones de galones de agua pluvial que bajan hasta Managua con fuerza desde Ticuantepe, para desembocar en el Lago Xolotlán, “y es justamente esta fuerza la que termina rompiendo el tubo”, afirmó.
Reveló que esta vez la corriente socavó también la base del puente, ubicado en el costado oeste de la rotonda de la Fuerza Aérea, y eso mantiene preocupación entre los funcionarios de esta dependencia del Ejército de Nicaragua, de la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales (EAAI), del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) y de Enacal.
“El puente está muy socavado y estamos realizando coordinaciones con el MTI, la Fuerza Aérea y el aeropuerto para atender esta situación y resolver lo del puente y lo del tubo”, mencionó Martínez.
Una cuadrilla de Enacal anoche llegó a este punto con todas las herramientas, equipos y maquinaria necesaria para reparar el tubo, pero no pudieron empezar de inmediato dichas labores, ya que esperaban a que bajara la fuerte corriente.
Martínez prometió que esta cuadrilla no se movería del lugar sino hasta dejar superada dicha emergencia. “Yo creo que esta gente va a tener agua hoy (ayer) por la noche, pero eso está en dependencia de que no llueva al lado de Ticuantepe o en esta zona de Managua, porque la corriente no nos dejaría trabajar”, estimó.