Contacto END

Sandy Bay, la niña de los ojos de Solidaridad sin Fronteras


Edwin Sánchez

Si uno le pone un pie de foto a la valoración que hizo el doctor Otto Sánchez a EL NUEVO DIARIO de lo que vio en el Caribe Sur, sería que el huracán “Félix” damnificó más a las comunidades de la región.
Sánchez, vicepresidente de la organización de médicos Solidaridad sin Fronteras, descubrió una alta incidencia de anemia por los hábitos de alimentación, y hasta tuberculosos sin ningún tratamiento.
“La ayuda que necesitan es grande, sobre todo lo que es abastecimiento de agua potable, porque los pozos están contaminados”, indicó.
Expresó que se deben priorizar todas aquellas medicinas que sean para enfermedades respiratorias altas, que flagelan a los pobladores de la zona.

Agua pura escasea
“También pensamos mandar medicamentos para la diarrea, dado que se está consumiendo agua contaminada”, dijo el representante de la organización contactada por el cónsul en Miami, Luis Martínez, quien ha agenciado la cooperación en esa ciudad con las víctimas del meteoro de septiembre.
Sánchez expresó que se ha hecho una cloración del vital líquido, pero que ello no da abasto para la demanda.
Por otra parte, anunció que piensan apoyar la zona con la reconstrucción de un hospitalito. “Pensamos ponerle 20 camas, que es más o menos la capacidad de una sala de parto y enfermería, que será el centro de salud de la zona. Además, donaremos una planta eléctrica de 25 mil watts”.

La anemia
Esta valoración de las necesidades se traducirá, además, con un equipo de laboratorio, pues dijo que la incidencia de la anemia es bastante grande.
El doctor Sánchez lo atribuyó a los hábitos alimenticios, por lo que propone llevar un programa de nutrición. Los más afectados son los niños, pues daña su desarrollo muscular. Este padecimiento provoca otras patologías.
“Les mandaremos antibióticos para las infecciones, ya tenemos varios lotes antituberculosos, pues nos encontramos con varios pacientes que padecen tuberculosis y no cuentan con tratamiento”, expuso.
El galeno informó que los enfermos ingresaron al hospital, pero aún requieren de tratamiento.
Asimismo, la brigada estadounidense piensa apoyar un hogar materno. “Ya les donamos abanicos, botellones con agua, ropa de cama, equipo para tomar la presión, gasas, jeringas, vendas elásticas, aparatos de ortopedia, nebulizador”.
Hay niños huérfanos que están bajo el amparo de familiares, pero éstos a su vez tienen hijos, por lo que queremos apoyarlos, dijo. La brigada enfocará más la ayuda en Sandy Bay.

Urgen apoyo en Miami
¿Cuándo comienza a llegar la ayuda?
Ya hay donaciones almacenadas y hay otras en camino, que están en dependencia de los trámites de Migración y Aduana. Nosotros hacemos las cosas rápido, y ahora que lleguemos pedimos un despacho con el cónsul en Miami, Luis Martínez, para ver sobre todo lo que es la transportación.
Es decir, cómo van a llegar las donaciones. Ya se están haciendo varios programas en Miami. Ya se realizó el primero, mañana el segundo, y esto tenemos que coordinarlo con el señor Martínez, que fue quien nos trajo para apoyar al pueblo de Nicaragua.
Sobre los médicos que se pensaban traer, eso no está claro, dado que también se encuentran médicos de la brigada cubana.
Nosotros quedamos en evaluar qué cantidad de médicos les hacen falta, y si no mandamos médicos, nosotros apoyaríamos a estos colegas de la brigada cubana con medicamentos. No hacemos nada en mandar médicos si ellos ya están. Lo que podemos es apoyar con una buena “carpa hospital”, medicamentos, recursos con los que ellos no cuentan y nosotros sí.
El doctor Sánchez reveló que reconstruirán cinco centros de salud. “Empezaremos por el que está a medio reconstruir, después iremos reconstruyendo los demás en dependencia de los esfuerzos que se puedan hacer, de lo que la comunidad de Miami pueda aportar”.