Contacto END

Piden frenar ola de robos de medidores

* También tapas de manjoles, alambres y postes del tendido eléctrico y telefónico

Oliver Gómez

Los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC) solicitaron a la Directora de la Policía Nacional, comisionada general Aminta Granera, que disponga medidas enérgicas en contra de los casos de robo de medidores y tapas de manjoles del servicio que presta Enacal, pues este delito ha aumentado en los últimos días.
Gonzalo Salgado Soza, coordinador de la Red, envió una carta a la comisionada Granera donde se declara “preocupado por las constantes denuncias… sobre los robos de los medidores de agua potable, así como de las tapas de los manjoles, esto para luego ser vendidos como chatarra”.
Salgado explicó que estos casos se han multiplicado en las últimas semanas, igual que los robos de cable del tendido de energía eléctrica y telefonía básica, y por eso decidieron enviar esta carta a la comisionada Granera, “para que se aborde este problema de una manera integral”.
“Nos preocupa que la Policía Nacional no haya tomado medidas de cara a reducir la comisión de estos delitos, ya que la pérdida de estos medidores, además de causar molestar en la prestación del servicio, es asumida por los usuarios”, reza el documento.
El titular de la Red explica que cuando se produce un robo de medidor, es el cliente quien debe asumir el costo de este equipo y la reconexión del servicio, “por una disposición ilegal de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, quien es, además, a la que le corresponde asumir el valor del medidor robado y el daño”, agrega.
“Dado el incremento de esta actividad delictiva, le solicitamos establecer los mecanismos de coordinación para que, a lo inmediato, la Policía Nacional, Enacal, INAA y la Red de Defensa de los Consumidores; iniciemos una campaña de cara a disminuir o acabar con esta problemática”, reza el escrito firmado por Salgado.
Ruth Herrera, Presidenta Ejecutiva de Enacal, reconoció la semana pasada que los casos de robos de medidores han aumentado en un 500 por ciento y “la empresa ha empleado sus mejores esfuerzos en la búsqueda de frenar este problema, pero la verdad es que solos no podemos, y estamos coordinando los trabajos”.
Detalló que pretenden sostener reuniones con directivos de la Policía Nacional, INAA y otras entidades, para abordar el problema con una visión conjunta, ya que hasta ahora no existe un procedimiento para denunciar, investigar y detener a los responsables.
Herrera señaló que las empresas que compran estos equipos como “chatarra”, juegan un papel fundamental en estos delitos, y se buscará tener un acercamiento con los propietarios de estos negocios para frenar esta práctica.