Contacto END

Decomisan caramelos chinos en Occidente

* Mific revela que Minsa mantiene en alerta a todos los Silais

Nery García

Una pequeña cantidad de dulces fabricados en China fue decomisada y destruida en León por el Sistema Local de Atención Integral en Salud, Silais-León, debido a que no tenía un registro sanitario que garantice su calidad, según dijo Haraxa Sandino, titular de la Dirección de Defensa del Consumidor del Ministerio de Fomento Industria y Comercio, Mific.
Sandino relató que hace varios días el Silais de León decomisó y destruyó “una pequeña cantidad”, aunque no detalló el número, porque justificó que el acta de decomiso la tiene el Ministerio de Salud, Minsa, que coordinó y supervisó esta actividad mediante la Dirección de Control de Alimentos, dirigida por el doctor Edgardo Pérez.
Este decomiso, según Sandino, se realizó luego de una coordinación para hacer una inspección sobre la ubicación de los caramelos de origen chino, “y lo que se hizo fue poner en alerta a todos los Silais a nivel nacional, para que hicieran verificaciones en los mercados para ver si había este tipo de producto a nivel nacional”, indicó.
EL NUEVO DIARIO se comunicó con la Dirección de Control de Alimentos del Minsa para conocer los detalles sobre esta incautación, pero no fue posible, pues la secretaria dijo que el único autorizado para dar esa información era el doctor Edgardo Pérez, que no se encontraba en la oficina.
Sandino expuso que en Nicaragua existe una comisión interinstitucional que está integrada por el Minsa, Policía Nacional, el Mific y la Dirección General de Servicios Aduaneros, la que está abocada a revisar lo que es etiquetado del producto, y cada una de las dependencias juega el rol de vigilar que se cumplan con las normas y leyes.
“En ese sentido nosotros tenemos una estrecha comunicación con el Minsa a través de la Dirección de Control de Alimentos, y ahora estamos en coordinación con Aduana para que cualquier otra importación futura tenga que cumplir con lo que se establece en las normas, es decir, que los productos que entren el país cuenten con un registro sanitario que garantice la seguridad al consumidor”, agregó.