Contacto END

Joven madre sola “contra el mundo”

* Todo empezó como una historia de amor entre niños, a la cual siempre se opusieron los padres del galán, que tenía 13 años * Los chavalos siguieron viéndose cuando llegaron a estudiar a Managua, y ella salió embarazada * Ahora los abuelos paternos quieren quedarse con la bebé, y han echado a andar toda la influencia que tienen entre autoridades locales

SAN CARLOS, RÍO SAN JUAN
La conmovedora historia de amor entre una pareja, que surgió desde que ella tenía 11 años y él 13, dando como fruto a la bebé, Jho-heyddi Auxiliadora Gutiérrez Espinoza, pudo enrumbarse por un camino de felicidad de no ser por la falta de una educación sexual responsable y la intromisión de los padres del joven, que aunque rechazaron el embarazo de la muchacha, el nacimiento de una mujercita y con “la pinta” cambiaron su parecer, ahora pretenden obtener la tutela de la niña a cualquier costo.
El ingeniero Johnny Gutiérrez y Karla Fuentes Berroterán son los abuelos de la pequeña cuya tutela han tratado de obtener a través de MiFamilia, utilizando a la fuerza pública, y, según la madre de la bebé, Heyddi Milena Espinoza Duarte, han usado el tráfico de influencias y el poder que les dan los cargos que ocupan.
Gutiérrez es un funcionario de la Alcaldía que aspira a ser edil por el Frente Sandinista, y es también el delegado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), mientras que su esposa, la señora Fuentes, es una funcionaria de MiFamilia en San Carlos.
Según la denunciante, actualmente de 18 años, sus suegros siempre se opusieron a su relación con Johnny Francisco Gutiérrez Fuentes, que ahora tiene 21 años. La pareja se enamoró en las aulas del Colegio Cristo Rey, y aunque eran hijos de dominio, pensaron que todo sería color de rosa.
Los estudios universitarios los llevaron a la capital, Managua. Heyddi emprendió su carrera de Medicina, pero desafortunadamente un embarazo cortó por ese año sus aspiraciones. Como era de esperarse, para el joven nada podía interrumpir sus estudios.
Heyddi recuerda que obtuvo el rechazo de sus suegros: Johnny y Karla “Dijeron que ese embarazo no era de su hijo, yo estuve muy mal de salud, tuve amenaza de aborto, me dio varicela, dejé mis estudios, pero mis padres me brindaron todo su apoyo, de manera que me he dedicado por entero al cuido de mi bebé, quien ahora tiene nueve meses”, señala.
La abuela es técnica
de MiFamilia
La controversia por la tutela de la bebé trascendió a raíz de que la delegación del Ministerio de la Familia en San Carlos, bajo la dirección de Evangelina Chavarría, y la técnica María Montiel Obando, según Heyddi, se confabularon con la abuela de la niña, Karla Fuentes Berroterán, quien para la madre de la bebé, en ese momento se desempeñaba como asesora legal de la institución, no obstante Chavarría aclaró que es una técnica más.
Según Heyddi, el ocho de julio pasado, como era su costumbre, prestó a la niña a su bisabuela Blanca Berroterán, pero cuando se percató de que era tarde se presentó a casa de la señora, donde se encontró con las dos funcionarias de MiFamilia, María y Karla, quienes la obligaron a firmar un papel en blanco: “Si querés estar con la niña. Si no firmás, nunca vas a volver a ver a tu hija”, le dijo María Montiel.
Llena de temor firmó el papel, el cual fue usado posteriormente para hacer constar que renunciaba a la tutela de la niña y se la cedía a la abuela. “También han pretendido declararme loca”, apuntó la joven. Pero, además, ambas funcionarias, María y Karla, la obligaron a subirse a una camioneta y la llevaron a la vivienda de sus padres para llevar las pertenencias de la bebé, retornando después a la casa de la técnica y abuela, donde le dijeron que de salir de la casa se iba sin la niña, porque les pertenecía.
Heyddi dice que se quedó con su bebé, y la hicieron pasar hambre, hasta que dio aviso a sus padres, quienes le mandaban los alimentos porque no les permitían el acceso a la vivienda.
Heyddi recuerda que don Johnny, su suegro, le dijo que a su casa no llegaban personas que no eran de su agrado, pero también dice que su suegra, la técnica de MiFamilia, le advirtió: “Ni te vayas a quejar, porque Johnny tiene poder. Es más, cuidado corren a tu padre (quien trabaja en el sistema de Salud), porque la doctora McRea (alcaldesa) va a ser ministra de Salud”.
Dice haber sido agredida
Heyddi asegura haber sido víctima de agresiones físicas y psicológicas por parte de su pareja, el joven Johnny Francisco, pues cuando él estaba en San Carlos, ella llegaba a pasar junto a él donde la abuela de la niña, la señora Berroterán, porque el muchacho le decía que tenía derecho a estar con la bebé, y recuerda que en agosto pasado la agredió arrebatándole del cuello cuatro cadenas de oro, y con un cuchillo de cocina la amenazó de muerte.
Ella gritaba pidiendo ayuda, y pudo salir corriendo con su bebé hacia donde sus padres. Según la denunciante, la persecución no tuvo límites, y mientras estaba en la Policía interponiendo la denuncia, la técnica María Montiel, junto a cinco policías bajo el mando del oficial Rómulo Soriano, la buscaban para quitarle a la niña.
¡Dame la niña! le gritaba María Montiel en la delegación policial, al momento en que el oficial Soriano orientaba que suspendiera la recepción de la denuncia, porque el caso lo había resuelto MiFamilia y la niña tenía que entregarla. Más tarde llegarían la delegada Evangelina Chavarría y el abuelo Johnny Gutiérrez.
La intervención de su abogada, Selvin del Socorro Calero, permitió que se apegaran a derecho. La jurista demandó la resolución administrativa de MiFamilia, la cual según Calero, nunca existió.
Ericka Ruiz, quien habita frente a la vivienda de los padres de Heyddi, asegura que María Montiel, junto a seis policías y al oficial Rómulo Soriano, llegaron en busca de la niña, “preguntaban dónde estaba. Es injusto que quieran quitarle a la bebé, porque ella sólo a ‘tuto’ la anda. Ella vive cuidándola, igual que sus padres”, sostiene.
Heyddi pudo ser despojada de su bebé, pero la rápida actuación la hizo recurrir ante la juez de Distrito Civil de San Carlos, Alba Marina Vargas, donde interpuso una demanda con acción de alimentos, guarda y tutela contra Johnny Francisco Gutiérrez.
Notifican a ministra Vizcaya
Según la juez, las partes fueron llamadas a mediación, pero no se pusieron de acuerdo, el proceso sigue su curso, presentando el demandado sus alegatos. Mientras la juez Vargas ha girado un oficio a la delegada de MiFamilia, Evangelina Chavarría, para que esa institución se abstenga de ejercer actos que conlleven al despojo de la menor, “para evitar situaciones anómalas”, y mandó a notificar a la ministra de la Familia, Lic. Rosa Adilia Vizcaya, a través de un exhorto girado al Juez Tercero de Distrito.
La juez dictó como medida cautelar la tutela provisional de la niña a su madre hasta que haya sentencia definitiva. “Esto es para garantía del proceso, para evitar una incertidumbre jurídica y garantizar los derechos constitucionales de ambas partes”, afirmó la juez.

Qué dicen MiFamilia, los abuelos y el apoderado
La delegada de MiFamilia, Evangelina Chavarría, dijo que ella y su personal no podían dar declaraciones sobre el caso porque la juez les mandó a abstenerse, pero brevemente manifestó que el proceso administrativo no fue concluido. Afirmó que la joven está mintiendo. “Ahora ella puede decir cualquier cosa”, apuntó, mientras dijo que está a la espera de que la juez solicite las diligencias realizadas por la institución.
Justificó el accionar de su personal, porque en el seno de la familia de la joven viven violencia intrafamiliar, “a sus padres se les ha dado terapia”, aseguró, lo cual niegan rotundamente la joven y sus padres.
Por su parte, el ingeniero Johnny Gutiérrez dijo: “No tengo comentarios, eso es una vida privada, aquí estamos la familia, se trata de mi nieta, todos en este pueblo me conocen y a la otra parte, por respeto a mi nieta, a mi familia y a Heyddi, a su papá y su mamá, los comentarios me los reservo”.
“Eso se lo estamos dejando a la justicia, pero tal vez la controversia es entre mi hijo y ella, y tratan de enredar las cosas privadas con la política, porque tengo ética no me meto en un asunto de orden privado”.
En los alegatos presentados por el abogado René Romero, apoderado del joven, niega que haya tenido una relación de hecho estable con la joven Heyddi, “no tuvo relación conyugal”, dice, pero seguidamente se refiere a ella como la ex cónyuge.
Asegura que el joven ha cumplido con todas sus obligaciones, y pide que no dé lugar a la demanda civil con acción de pensión alimenticia y el establecimiento de una pensión provisional por 500 córdobas, más las asistencias médicas y medicamentos, dado que el muchacho es un estudiante.
En relación con el cuido, tutela y protección de la niña, dice que la joven acordó de forma voluntaria y verbal que la cedería a la abuela. El abogado sostiene que los abuelos han sido protectores de los maltratos físicos y psicológicos que los padres de la demandante le han causado a la niña, y presentó una contrademanda para que declare la pérdida de la relación madre e hija (patria potestad) y se la otorgue al joven Johnny Francisco, argumentando maltrato y violencia intrafamiliar.
El apoderado del joven señala una serie de elementos de inestabilidad emocional en la joven, “presenta baja autoestima, estrés psicológico (conducta inestable), demandando sea valorada por un médico especialista en Psiquiatría”.