Contacto END

La redención de los “pirucas”


Otro plan acometido por el subcomisionado Juan Valle Valle, esta vez con respaldo del centro de rehabilitación Regesaj, fue el rescate de los 209 bebedores consuetudinarios que vivían a la intemperie en Tipitapa. Algunos procedían de ciudades cercanas, y otros hasta tenían títulos profesionales.
Primero se les ponía bajo custodia, y se les reducía gradualmente la cantidad de alcohol ingerido por día, al tiempo que la comunidad les regalaba comida y el Minsa les inyectaba sueros desintoxicantes y rehidratadores. Luego, la alcaldía daba apoyo para equiparlos y trasladarlos al centro de rehabilitación Regesaj, diez kilómetros delante de Tipitapa, con dirección a San Benito, donde se integraban al trabajo colectivo y a las terapias grupales. Al final, solamente 32 reincidieron hasta la fecha, y el resto está rehabilitado en Tipitapa o en sus ciudades de origen.