Contacto END

“Mano dura” con agua sucia y pozos privados

* Ortega y su Consejo “truenan” contra empresas que contaminan el Cocibolca * Enacal revela 130 pozos privados que no pagan ni un centavo, pero omite los nombres * INAA desinformado, Mific esconde registros y consumidores demandan transparencia

El Consejo del Poder Ciudadano del gobierno ayer anunció que pondrá “en cintura” a las empresas que contaminan el Lago Cocibolca, y también aquellas que explotan el manto acuífero sin pagar un centavo al Estado. “Vamos a corregir todo esto porque el agua es el petróleo de Nicaragua”, dijo el presidente Daniel Ortega.
Durante el anuncio de un plan de emergencia para enfrentar la temporada seca, Ruth Herrera, presidenta de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), advirtió que el Lago Cocibolca, la reserva más grande de agua que tiene el país, está siendo contaminado por varias empresas y nadie le ha puesto un freno a esta situación.
Ortega instó a una comisión ya definida para que le presente cuanto antes un proyecto de ley para poner “en cintura” a estas empresas, entre ellas Reptinic.
El presidente advirtió a los dueños de esas empresas, en especial al de Reptinic, que si no desvían el curso del drenaje de los desechos sólidos, que vayan buscando otro lugar para instalar su planta, porque su gobierno actuará por la vía de las leyes.
“Eso no lo vamos a hacer de manera voluntaria, lo vamos a hacer por Ley. O lo hacen, o sencillamente que vayan a buscar otro lugar para instalar su planta. Cada día que pasa es un crimen estar contaminando ese lago”, señaló.
Herrera dijo que la contaminación “es el mayor crimen que se comete contra el agua”, sin embargo, sostuvo que la explotación y comercialización de agua potable mediante pozos privados es otro problema, porque no dejan ni un centavo al Estado mientras extraen gran cantidad de metros cúbicos.
La titular de Enacal sostuvo que han detectado solo en Managua unos 130 pozos privados que no pagan un solo centavo a la empresa. Ortega explicó que son grandes pozos instalados en grandes viviendas para proveer agua a las piscinas, o son empresas que se dedican a extraer el agua potable y luego la venden.
Ambos dejaron entrever que se tomarán medidas, mediante la Ley de Aguas, para que estas personas particulares y empresas privadas paguen una contribución por el agua que explotan con sus pozos, “ya que el agua es nuestro petróleo y tenemos que defenderlo”, señaló Ortega.
Desde la semana pasada, EL NUEVO DIARIO está intentando conocer cuántas licencias, permisos y concesiones de pozos existen en manos de privados, un registro que descansa de una dependencia del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), sin embargo, esta entidad está guardando un silencio cómplice.
El titular del Mific, Horacio Brenes, hasta pidió las preguntas por adelantado, y una vez que las tuvo se negó a brindar declaraciones, explicando que sólo la Secretaría del Frente Sandinista podría autorizar para dar ese tipo de información, en otra confusión Estado-Partido.
EL NUEVO DIARIO también intentó conocer si, efectivamente, Enacal tenía una lista de pozos privados, como lo denuncia Herrera, pero Azucena Castillo, la divulgadora, se declaró ocupada y por consiguiente argumentó que no podía atender.
Una fuente de Enacal aseguró que existen fotos de inauguraciones de pozos privados construidos por Enacal en la administración anterior de Luis Debayle. “Y es que aparentemente Enacal esta protegiendo a mucha gente”, dijo la fuente, sin especificar nombres.
Maura Morales, representante de Liga de Defensa del Consumidor de Nicaragua (Lideconic), dijo desconocer la cantidad de pozos privados que habían sido otorgados por concesiones del Mific, precisamente porque no hay una regulación de parte del Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado (INAA).
Marvin Pomares, Director del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec), dijo que existen 54 pozos privados, según afirmó Ruth Herrera en un primer momento, y recomendó publicar la lista de estos pozos para conocerlos en detalle.
Pomares agregó que estos pozos privados están distribuidos entre urbanizadoras nuevas y empresas privadas, como Parmalat y Coca Cola, pero según lo que explicó Herrera, dichos pozos serán regulados en la Ley General de Aguas Nacionales, aunque no conocen en qué medida.
La diputada Mónica Baltodano, del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), dijo que en la Ley de Aguas se contempla que el uso privado lo va a otorgar el Estado, a través de concesiones por cierto período, aunque aclaró que hubiera preferido que quedara prohibida toda apropiación del manto acuífero.
Señaló como una ventaja la aprobación de esta ley porque “todas las perforaciones de pozos que se hagan para explotar con fines de cualquier tipo, menos el uso individual de los campesinos, tienen que registrarse”.
Precisó que la posición de su bancada es que las empresas privadas que hacen uso de los recursos hídricos, primero tienen que conseguir un permiso, deben establecer cuál es el volumen de agua que van a sacar, y debe haber una autorización que regule la cantidad de salida de agua y el pago de un canon, expresó Baltodano.