Contacto END

Dan paso gigante en Gigante

* Proyecto fue financiado por Armel González, quien en reiteradas ocasiones había sido denunciado por líos de áreas costeras en esa zona

Lesber Quintero

TOLA
Habitantes de la comunidad de Gigante, del municipio de Tola, aseguraron haber dado un paso de gigante al inaugurar recientemente un proyecto de agua potable que vendrá a beneficiar en su primera fase a 43 hogares que están asentados frente a las costas de este poblado que se encamina hacia un desarrollo turístico gracias a sus vistosas playas. De esta manera los pobladores dejaron de consumir agua de un pozo comunal que no era recomendable para la salud, “ya que es agua pesada que contiene salitre y ocasiona problemas estomacales y renales, especialmente en los niños”, explicó el poblador Lucas Ruiz.
El proyecto tuvo un costo de 90 mil dólares y fue financiado por el consorcio turístico “ArenasTola”, dirigido por el inversionista Armel González, quien en reiteradas ocasiones ha sido denunciado por habitantes por despojarlos supuestamente de sus tierras.
Acercamiento
No obstante, la ejecución de este proyecto permitió un acercamiento entre Armel y los pobladores, quienes en su momento hasta aplaudieron el gesto del inversionista, quien llegó a la inauguración en compañía de los diputados Agustín Jarquín Anaya y Alejandro Bolaños.
Según Víctor Manuel Arcia, habitante y responsable del proyecto de agua, en la primera fase instalaron 460 metros de tubería para domicilio y otros dos mil en tubería madre, que son los que se encargarán de trasladar el agua del pozo al caserío.
Así mismo, indicó que el servicio del vital líquido será administrado por el comité de desarrollo comunitario de la comarca, cuyos miembros agradecieron el gesto de Armel González.
Agregó que el pozo tiene una capacidad para bombear 190 galones por minuto y que también contarán “con una pila de almacenamiento con capacidad de 24,600 galones, así como dos tanques con capacidad para 10 mil litros de agua cada uno y son los que solucionarán el abastecimiento de agua cuando no haya electricidad”, comentó.
Triunfo de la comunidad
Por su parte, González señaló que la obra es un triunfo de la comunidad y que en el proyecto trabajaron unidos y lo seguirán haciendo para su desarrollo, por lo que dejó entrever que las diferencias que existen por litigios de tierra quedaron a un lado.
Y es que según González, su siguiente paso es llevar el agua a Gigante 2 y luego vamos con el sistema sanitario, servicio eléctrico, apoyar la educación y construir un reparto en el que beneficiaremos a la gente más pobre que vive en hacinamiento, porque la idea de nosotros es apoyar a la comunidad y no invadir”.
Cabe destacar que el proyecto de agua fue aprobado en noviembre del año pasado por los cuatro concejales de Tola, no así por la alcaldesa Loida García.